Inicio Economía Estados Unidos suspende el techo de deuda hasta diciembre

Estados Unidos suspende el techo de deuda hasta diciembre




La Cámara Baja de Estados Unidos, de mayoría demócrata, ha aprobado este martes suspender el techo de endeudamiento hasta diciembre para evitar así que el país incurra en una suspensión de pagos de su deuda nacional a partir del 18 de octubre.

La iniciativa ha sido aprobada con 219 votos a favor y 206 en contra, y ahora será enviada a la Casa Blanca para que el presidente estadounidense, Joe Biden, la firme y se convierta en ley.

Los desacuerdos entre demócratas y republicanos habían puesto a EE. UU. al borde de la suspensión de pagos de su deuda nacional, pero el proyecto de ley aprobado este martes sirve para reforzar la solvencia del país y mantener la estabilidad de los mercados financieros.

En concreto, la iniciativa, que ya fue aprobada por el Senado la semana pasada, eleva el techo de endeudamiento por valor de 480.000 millones de dólares, una cantidad que permitirá al país pagar hasta el 3 de diciembre las deudas que tiene pendientes.

Un parche ante los desacuerdos

Se trata en cualquier caso de un parche que no satisface por completo las peticiones de los demócratas y del propio Biden, que querían una solución a largo plazo.

De hecho, los progresistas habían propuesto suspender el techo de endeudamiento hasta diciembre de 2022 para no tener que hablar sobre ese tema durante la campaña para las elecciones legislativas de noviembre de ese año, en las que el partido teme perder la ajustada mayoría que tiene en las dos cámaras del Congreso. Los republicanos, por su parte, se han opuesto a aprobar cualquier medida a largo plazo.

Aun así, el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, decidió la semana pasada renunciar a un mecanismo parlamentario que requiere de una supermayoría para aprobar leyes, lo que permitió a los demócratas sacar adelante en solitario una suspensión temporal del techo de deuda.

Antes de que la propuesta recibiera luz verde, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, había acusado con sorna al líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, de haber estado jugando durante semanas «a la ruleta rusa» con la economía estadounidense.

Cada cierto tiempo, Estados Unidos se asoma al impago de la deuda nacional porque, a diferencia de otros países, el Gobierno estadounidense solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de elevar ese techo según crea conveniente.

La incógnita hasta diciembre

Los republicanos ya han avisado de que no volverán a apoyar una suspensión del techo de la deuda. Por tanto, la cuestión ahora es ver qué harán los demócratas para evitar el impago de la deuda a partir del próximo 3 de diciembre.

Ese día, además, se acabarán los fondos que aprobó el Congreso en septiembre para evitar un cierre de Gobierno. Es por ello que el final del año podría ser especialmente agitado en el Congreso, donde los demócratas también están intentando aprobar dos medidas clave para la agenda de Biden: un plan de infraestructuras valorado en 1,2 billones de dólares y un paquete de gasto social de 3,5 billones de dólares, aunque probablemente ese monto acabe reduciéndose.

Con la vista puesta en diciembre, los republicanos quieren vincular el aumento del techo de deuda con el plan de gasto social de Biden y han pedido a los demócratas que aprueben esas dos medidas en solitario usando un mecanismo legislativo llamado «reconciliación».

Los demócratas ya han expresado su rechazo a esa idea porque no quieren dar a los conservadores más munición para retratarles como el partido que aumenta la deuda de Estados Unidos, una idea que los conservadores han repetido en múltiples campañas electorales.

Publicidad