Eulen rechaza la propuesta de la Generalitat

Los esfuerzos para evitar la huelga de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat han vuelto a reunir a empresa y trabajadores con la Generalitat ante una nueva propuesta del Govern., que mantendrá sobre la mesa 24 horas.

Una cita que no ha servido para avanzar, ya que las posturas permanecen inmóviles. Este lunes, el secretario general de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Josep Ginesta, ya se había reunido con empresa y trabajadores sin llegar a ningún acuerdo. Según Ginesta, la postura “cerrada” de Eulen habría sido el mayor impedimento para avanzar. La empresa prefiere esperar al laudo que se comunicará a las partes este jueves y se mantiene firme en su negativa.

Eulen no acepta la readmisión de dos trabajadores, ni la anulación de los expedientes abiertos

La propuesta mediadora de la Generalitat consiste en la reincorporación de los dos empleados despedidos y la anulación de dos expedientes sancionadores en el caso de que los trabajadores acaben con todas las movilizaciones.

Pero Eulen se niega a estas readmisiones y sin acuerdo, los paros volverán al aeropuerto barcelonés el próximo 8 de septiembre, como protesta por las “represalias” aplicadas por la empresa por incumplir los servicios mínimos. Los paros están previstos todos los viernes de 10.30 a 11.30 horas y de 18.30 a 19.30 horas.

Sin acuerdo, la huelga volverá el 8 de septiembre

En paralelo a estas negociaciones, el Gobierno continúa trabajando en el laudo obligatorio que presentarán a las partes este jueves al mediodía en las dependencias del Consejo Económico y Social (CES). El árbitro que debe resolver el conflicto laboral de los trabajadores de seguridad de Eulen, Marcos Peña, ha convocado al comité de huelga y la dirección para darles a conocer el laudo obligatorio que ha elaborado.

Con este laudo, el Gobierno, que ha designado a Peña, pretende zanjar un conflicto que ha provocado en plena temporada de verano largas colas de pasajeros en los controles de seguridad de El Prat hasta que el Ministerio de Fomento intervino para reforzar la presencia de la Guardia Civil en el aeródromo.

Este jueves, el Gobierno comunicará el laudo de obligado cumplimiento

El dictamen de Marcos Peña es de obligado cumplimiento, por lo que deberá ser acatado tanto por la empresa como por los trabajadores.

Tras un contacto con las partes, el árbitro adelantó hace unos días que intentaría “limitar el daño” a las partes y mejorar la prestación del servicio y la calidad del trabajo, así como garantizar la salud de los trabajadores y su capacitación. El contenido del laudo podría incluir la retirada de las sanciones que la empresa ha impuesto a algunos de sus trabajadores por incumplir los servicios mínimos.

Loading...