Fomento afronta una semana clave para evitar la huelga de estibadores en los puertos

28

Publicado 12/02/2017 11:19:48CET

El martes se retoma la negociación en busca de un acuerdo ‘in extremis’ para la reforma de la estiba que se aprueba el viernes

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Fomento afronta una semana clave en su intención de lograr un acuerdo sobre la reforma del sector de la estiba portuaria, la carga y descarga de mercancía de los barcos, que el Consejo de Ministros aprobará este viernes y, en último termino, evitar la huelga convocada en los puertos en contra de la medida para los días 20, 22 y 24 de febrero.

El Departamento que dirige Íñigo de la Serna y la patronal y los sindicatos de la estiba retoman la negociación este martes, 14 de febrero, después de que el viernes concluyeran el primer encuentro con posturas totalmente opuestas.

La articulación de un registro de estibadores constituye el principal escollo de la negociación. Se trata de la principal reivindicación de los trabajadores con el fin de garantizar sus empleos y sus actuales condiciones laborales tras la reforma.

No obstante, Fomento asegura que este registro es una “línea roja” que no puede aceptar, dado que la Comisión Europea “lo rechaza totalmente”.

La reforma de la estiba debe contar con el visto bueno de Europa, dado que se aborda para adaptarla a la normativa comunitaria, a la que contraviene. Ello, a su vez, provoca que España afronte actualmente el riesgo de que el Tribunal de Justicia de la UE le imponga una sanción.

Así, además de las posturas enfrentadas y las líneas rojas, la dificultad del acuerdo sobre la estiba estriba también en el corto margen de tiempo con que las partes cuentan para negociar.

VIERNES, FECHA MÁXIMA PARA NEGOCIAR.

Fomento ya ha asegurado que la fecha máxima para negociar es el viernes, cuando el Consejo de Ministros aprobará el Real Decreto Ley de la reforma.

El Ministerio achaca la urgencia de la tramitación a su convencimiento de que el Tribunal Europeo está a punto de fallar sobre la sanción a España, que buscan así evitar. Por ello, el Departamento ya está en contacto con los grupos parlamentarios con el fin de que el Congreso otorgue cuanto antes la preceptiva posterior convalidación.

En virtud de su reforma, Fomento articula un periodo transitorio de tres años para acabar con el monopolio que actualmente tienen de la estiba las sociedades de servicios portuarios, las Sagep. Estas firmas controlan al total de 6.150 estibadores que actualmente trabajan en la red de puertos del país y su contratación por parte de empresas que operan en estas instalaciones.

Se trata de un colectivo clave para la actividad portuaria, dado que se encarga de cargar y descargar la mercancía que entra y sale por los puertos, esto es, el 86% de las exportaciones y el 60% de las importaciones. Por ello, una huelga del sector podría bloquear este tránsito de mercancías, con el consiguiente perjuicio para muchas empresas de distintos sectores y el conjunto de la economía.