Francia obligará a sus bancos a guardar más capital de cara a la próxima crisis

7

Los bancos franceses deberán guardar más capital en sus “colchones contracíclicos”, según las nuevas exigencias fijadas por las autoridades financieras del país de cara a incrementar la resiliencia del sector ante los riesgos de turbulencias que alimenta el aumento de los niveles de deuda y la búsqueda de mayores rentabilidades en los mercados.

De este modo, el Alto Consejo de Estabilidad Financiera, órgano que agrupa a los reguladores del mercado y financieros franceses, así como al Banco de Francia y al Ministerio de Finanzas, decidió por primera vez incrementar la ratio de este ‘colchón contracíclico’ al 0,25% de los activos de riesgo de las entidades francesas, que dispondrán de 12 meses a partir del próximo 1 de julio para cumplir con este requisito.

Asimismo, las autoridades galas han decidido limitar al 5% del capital elegible la máxima exposición permitida a los bancos sistémicos del país a las empresas con mayores ratios de endeudamiento residentes en Francia.

En su resolución, el Consejo ha valorado las previsiones del Banco de Francia, que anticipa un fuerte crecimiento para la economía gala, incluso por encima de su potencial durante los próximos años.

No obstante, los reguladores han señalado la creciente amenaza de un reajuste en las primas de riesgo en los mercados financieros en un contexto de valoraciones al alza que sugiere un mayor apetito por el riesgo de los inversores.

Asimismo, el ente ha subrayado el elevado endeudamiento del sector privado, que alcanzó el 130,2% del PIB en el cuarto trimestre de 2017, incluyendo un 58,4% en el caso de los hogares y un 71,8% en el de las empresas.

“Las dinámicas experimentadas en Francia en los últimos años contrastan con las de otras economías del euro y han llevado al país a un nivel de endeudamiento que actualmente supera la media de la eurozona y la medida de nuestros principales socios”, añade.