Grífols opta por seguir en Catalunya mientras Abertis y Colonial deciden hoy si cambian su sede social

Este lunes puede ser una jornada clave para conocer más consecuencias del 1 de octubre y la incertidumbre económica que ello conlleva. Tras los anuncios de CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa o la Sociedad General Aguas de Barcelona (SGAB) de cambiar su sede social fuera de Catalunya, hoy podría ser el turno de la inmobiliaria
Colonial
y el grupo de infraestructuras
Abertis
. Los consejos de administración de estas dos compañías se reúnen de forma extraordinaria, mientras que la multinacional farmacéutica Grífols ha optado por seguir en Catalunya.

Según han confirmado fuentes de la compañía farmacéutica a la Agència Catalana de Notícies (ACN), Grífols no tiene previsto cambiar por ahora su domicilio social, lo que se traduce en que podría ser la única de las siete empresas catalanas del IBEX-35 que mantengan su sede social en Catalunya.

Grifols podría la única de las siete empresas catalanas del IBEX-35 que mantengan la sede social en Catalunya

La decisión de la farmacéutica, que en 2016 rompió la barrera de los 4.000 millones de euros de cifra de negocio, llega en plena cascada de anuncios de cambios de domicilios sociales por parte de grandes empresas. También Cellnex, cuyo accionista mayoritario es Abertis, baraja hoy la posibilidad de marcharse en un consejo de administración extraordinario.

El movimiento de Abertis llega después de que el sábado su principal accionista, CriteriaCaixa, con el 22,25% de la compañía, anunciase el traslado temporal de su sede a Palma “mientras se mantenga la actual situación en Catalunya”.

Sede de Abertis en Barcelona
Sede de Abertis en Barcelona
(Abertis)

La incertidumbre jurídica que ha generado el proceso independentista podría agravarse en las próximas horas o días si el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, lleva a cabo la declaración unilateral de independencia.

Por su parte, la inmobiliaria Colonial, ha destacado que hace pocos días la agencia de acreditación crediticia Moody’s valoró que en un escenario muy negativo en Catalunya, los valores de la compañía en Barcelona caerían en torno a un 20%, pero que “gracias a la diversificación” de los activos de la firma la calificación crediticia no variaría.

Loading...