Hacienda abre una cuenta en el Banco de España para gestionar directamente los gastos de Catalunya

El Ministerio de Hacienda abrirá una cuenta en el Banco de España para depositar los remanentes de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica que correspondan a Catalunya tras el control de gastos a esta comunidad, cuyo titular será la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local, según la orden del Ministerio que publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según la orden ministerial, el acuerdo establece un instrumento “para la ordenación de pagos que garantice que todos los recursos económicos que el Estado transfiere a la Comunidad Autónoma sean utilizados de acuerdo con lo previsto en la Constitución” y que “el Estado garantice que se respeta el nivel mínimo de prestación de servicios públicos fundamentales a los que los ciudadanos tienen derecho”.

El acuerdo fija un instrumento “para la ordenación de pagos que garantice que todos los recursos económicos que el Estado transfiere a la Comunidad Autónoma sean utilizados de acuerdo con lo previsto en la Constitución”

También indica que este acuerdo es “excepcional” y tiene lugar porque no es “posible garantizarlo de otro modo”, de manera que “se dictan instrucciones a la Comunidad Autónoma para evitar que se financien actividades contrarias al ordenamiento jurídico vigente”. El objetivo es pues “asegurar que la financiación que tiene como origen la Hacienda del Estado se destina al pago de sueldos y salarios de los empleados públicos, la sanidad, la educación y los servicios sociales, como servicios públicos fundamentales”.

Hasta el momento, Hacienda ha pagado, con cargo al sistema de financiación, un total de 940 millones de euros de gastos ordinarios del Gobierno catalán -educación, sanidad, servicios sociales y funcionarios- entre los últimos días de septiembre y los primeros de octubre, a los que habría que añadir la parte que le corresponde a la Generalitat catalana del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Según los propios datos de Hacienda, a Catalunya le corresponden 1.400 millones mensuales del sistema de financiación autonómica. Pero el remanente de esta cantidad será ingresado en una cuenta que se va a crear en el Banco de España específicamente para este fin. Desde esta cuenta se gestionarán pues los pagos de la Generalitat, ya sea a proveedores ya sea el abono de las nóminas de los funcionarios.

La cuenta se cancelará una vez finalice el control

La orden del BOE especifica que, en el caso de que existiera remanente no dispuesto por parte de la Comunidad Autónoma de Catalunya con cargo a las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica que le corresponden, la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local lo consignará en una cuenta en el Banco de España, que se encontrará afectada al pago de créditos a favor de terceros acreedores y que serán los beneficiarios del mismo.

Según Hacienda, se entenderá como remanente no dispuesto los importes de las entregas a cuenta que correspondan mensualmente a Catalunya que no hayan sido incorporados en las propuestas de pago “debidamente certificadas” por la Interventora General de la comunidad autónoma.

El departamento de Cristóbal Montoro también aclara que una vez que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos declare extinguido el control de los gastos a Catalunya, la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local “instará el cierre y cancelación de la cuenta”, procediéndose, en su caso, a la liquidación del saldo remanente existente en la misma, que será transferido a la comunidad autónoma de Catalunya.

Loading...