Inicio Economía Hipotecas: 6 consejos para elegir por la subida del euríbor

Hipotecas: 6 consejos para elegir por la subida del euríbor




El mercado inmobiliario español experimenta un momento de cambio. Tras el desplome en las operaciones de compraventa por la pandemia, el sector ha sabido reponerse con fuerza en apenas unos meses, tanto que las transacciones se han disparado hasta niveles no vistos en 14 años. De nuevo, los consumidores han vuelto a interesarse por las hipotecas y a preguntarse qué tipo de interés -fijo o variable- es el más conveniente, sobre todo en un momento en el que el euríbor ha vuelto al terreno positivo, algo que no sucedía desde 2016. Pero, ¿cuál es la decisión más acertada?

Para resolver a esta pregunta, RTVE.es ha contactado con el director de Estudios de Pisos.com, Ferran Font; la CEO de Finteca, Silvia Escámez; el director de Desarrollo de Negocio de Hipotecas.com, Josep Vera; y el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli. He aquí unos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda:

Requisitos de acceso

A la hora de conceder un préstamo hipotecario, las entidades bancarias tienen en cuenta ciertos aspectos por los que se decantarán para dar el ‘sí’ definitivo a la operación. Una de las más importantes es la situación laboral: “Los bancos piden un contrato laboral, principalmente fijo, y una antigüedad mínima de un año”, apunta Colombelli. También están atentos a la solvencia del cliente, con el fin de que la cuota de hipoteca no supere el 30 % del sueldo. “Es decir, que si tú ganas 1.000 euros, no dediques más de 333 euros al pago de la hipoteca”, añade el director de Hipotecas de iAhorro.

Y, en función del plazo de tiempo que solicitemos, hay que tener en cuenta que el banco pondrá un límite menor a medida que aumente la edad. “A una persona con 60 años difícilmente le ofrecerán una hipoteca de 30 años, algo que sí es habitual que se la den a los jóvenes”, explica Josep Vera.

Ahorro necesario

Además de ser una persona solvente, las entidades financieras piden a los clientes tener ahorrado al menos el 20 % del precio de la vivienda que se quiere comprar, ya que es común a la mayoría de hipotecas que “no se conceda financiación por más del 80 % del valor del inmueble”. “Esa es una de las condiciones que no ha cambiado pese a la pandemia. Sí o sí, cualquier persona que quiera solicitar una hipoteca, como mínimo, tiene que tener un ahorro previo del 20 % del inmueble”, apunta el experto de Pisos.com.

A esta entrada, habría que sumar otros gastos adicionales como pueden ser los de tasación, gestoría o notaría. Esto podría suponer entre el 10 % y el 12 % del precio de la vivienda.

Documentación

Con el fin de acortar tiempos, los documentos que los bancos suelen pedir para realizar el estudio financiero son el DNI, la vida laboral actualizada, la última Declaración de la Renta, los extractos bancarios de los últimos seis meses, el contrato de alquiler en el caso de pagar una renta y la justificación de otras deudas.

¿Tipo fijo o variable?

Es la pregunta del millón para todos los futuros compradores de vivienda. ¿Qué tipo de interés elijo? “Lo importante para resolverla es la aversión al riesgo: si eres una persona que prefiere la tranquilidad o una que prefiere aprovecharse del tipo de interés actual que aún es bajo”, explica el director de Desarrollo de Negocio de Hipotecas.com. En el primer caso, sería recomendable una fija y, en el segundo, la variable.

Desde Finteca recomiendan a corto plazo, para un periodo de 5, 10 o 15 años, la hipoteca de tipo variable, ya que los bancos están ofertando en este momento tipos variables “muy asequibles”. Para periodos superiores, en cambio, se inclinan por la fija, pues el tipo de interés aún “es bajo” y se sitúa por debajo del 2 %. “Las ofertas de tipo fijo todavía son muy interesantes y te estás asegurando la cuota para toda la vida, independientemente de lo que suceda en tu empleo. Sin embargo, el tipo variable está aún mejor y podrían ser más asequibles para aquellas personas que puedan asumir ese riesgo”, sostiene Silvia Escámez.

Por su parte, desde iAhorro, recomiendan la hipoteca a tipo fijo pues “los tipos de intereses aún no han empezado a subir” y tienen todavía “unas condiciones bastante asequibles”. En este sentido, Colombelli recuerda que los bancos, con la subida del euríbor, están dando condiciones asequibles en las variables y subiendo los tipos de las fijas”, indica.

Letra pequeña

Aunque no todo es el tipo de interés. En ocasiones, los bancos ofertan condiciones financieras muy asequibles, pero implementan una serie de obligaciones que hacen que las ofertas no sean tan favorables. “Y realmente es donde te están cobrando más dinero y la cuota mensual te acaba siendo más cara”, apunta Escámez. Por ejemplo, un consumo mínimo en las tarjetas, comisiones de mantenimiento, seguros obligatorios… “Es imprescindible calcularlo y comprobar las diferencias de una entidad a otra. En ocasiones, la hipoteca es más barata, pero luego por el seguro de vida pagas el doble”, añade la CEO de Finteca.

También es importante conocer cuál es la comisión de apertura y la comisión por amortización parcial o total -para los casos en los que se paga toda la cantidad de manera anticipada o al menos una parte-, preferiblemente del 0 %.

Mientras que desde Hipotecas.com instan a prestar atención a la eficiencia energética de la vivienda que, además de suponer un ahorro a medio y largo plazo en los gastos de la vivienda, algunos bancos ofrecen un tipo de interés más asequible.

Los clientes buscan cambiar sus hipotecas a tipo fijo por el alza del Euríbor

Comparar ofertas

Pero, sobre todo, la principal recomendación en la que coinciden los expertos consultados es comparar ofertas y visitar tantas entidades bancarias como sea posible. “Cada uno tiene que hacer su análisis y sobre todo poner en la balanza cuál es el riesgo que está decidido a asumir y contraponerlo con la seguridad que puede dar una hipoteca a tipo fijo”, apunta el director de Estudios de Pisos.com.

“Comparamos para comprarnos un teléfono móvil, para comprarnos un coche, en nuestro día a día, incluso en la cesta de la compra… ¿Y por qué no vamos a comparar la inversión económica más importante de nuestra vida que es comprarnos una casa?”, recalcan desde iAhorro. Y es que, a menudo, “nos quedamos con lo que nos dice nuestro banco de toda la vida”, sin tener en cuenta las posibilidades que se ofertan en el mercado.

Además, Colombelli insta a “no fijarnos en la hipoteca del vecino ni del cuñado”, porque la situación financiera de cada uno “es única” y “no es posible comparar la situación actual con la de hace unos años, ni hipotecas de 15 con otras de 30 años, ni por supuesto comprar en Madrid como en otros puntos de España”, sentencia.

Publicidad