Irse al extranjero, una de las mejores enseñanzas para el futuro de los jóvenes

Vivimos en un mundo globalizado donde cada vez es más importante la experiencia en el extranjero y el dominio de idiomas. Pero salir, emigrar, sigue siendo algo visto con malos ojos. Más por obligación que por decisión personal. Más por necesidad que por voluntad.

Todo un error, según se dejó claro este jueves en la jornada “Mejorar la formación de los jóvenes, una prioridad de país”, en el marco de los Encuentros en La Vanguardia, con la participación de la Cámara de Comercio de España.

Ver las ventajas

En la formación de los jóvenes hay varios frentes abiertos en España. En el encuentro quedó plasmada la necesidad de impulsar la Formación Profesional dual, aún en estado inicial. También de que lo que se enseña hoy en las aulas esté más relacionado con el mundo laboral actual. Que de la teoría a la práctica no haya un abismo. Y por último, que falta formarse en idiomas y conocer mundo.

La experiencia en el exterior no es solo necesaria, sino que debería ser “obligada”, planteó José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España. “No es fuga de talento, es formación”, lanzó. Ver mundo, aprender idiomas. Todo suma. “Es una evidencia contrastada… Mayor formación supone menor riesgo de desempleo”.

“Hoy tenemos 1,5 millones de universitarios”, lo que hace que España sea “otro país” en comparación al inicio de la democracia. En cualquier caso, llamó a “aprovechar hasta el último minuto” de la formación, con “menos botellón y más valores”. Más educación para que vaya de la mano de la enseñanza, aquello que se aprende en las aulas.

Una educación adaptada al siglo XXI

Pero al mirar al exterior no todo es perfecto. “Falta sensibilidad internacional. La gente se va con miedo, incertidumbre, señalados. Pero es una semilla para un futuro mejor”, expuso Genelva Echávarri, directora de operaciones de Imagine Global. Los millennials pueden ser la generación que rompa estigmas, apuntó.

Hay trabajo por hacer. Falta una legislación que facilite la movilidad, integrar dirección de fuera, fomentar la plurinacionalidad… “No estamos en el punto que deberíamos estar”, cree Miguel Ángel Vidal, secretario general del FEEX, Asociación Española de Movilidad Internacional. “No somos internacionales, somos transnacionales, con base aquí y actividad exterior”, analizó.

De mirar al exterior también pueden salir ganando las empresas. Antes de la crisis tenían miedo de salir, de vender fuera. Estaban cómodas con su mercado local. “Es la gran oportunidad de los próximos diez años”, dijo Bonet. “Hay que ayudarlas a que salgan”. Crecer fuera.

La FP dual y la educación especializada, más cerca de la empresa

No todo es irse. La necesidad de mejor educación aquí fue, de hecho, uno de los grandes temas en el panel de expertos. “Estamos formando jóvenes para cosas que ya no hacen falta, y no para cosas que ya hacen falta”, resumió Álvaro Álvarez, secretario general de Manpower. “Tenemos que tomarnos en serio que los jóvenes se formen y puedan dar el salto a la empresa”, dijo. Eliminar la brecha entre formación y empleo.

Una opción es la FP dual. “Hay un desprestigio generalizado”, que hace que hasta el 60% de las pymes desconozcan siquiera qué es, opinó María Tosca, directora de competitividad de la Cámara de Comercio de España. Otro error. “Va a mejorar muchísimo la empleabilidad de los jóvenes”, concluyó.

La alternativa pasa, en parte, por iniciativas privadas. Sebastián Barajas, CEO de Ubiqum Code Academy, explicó el modelo de su centro. “La metodología es 100% práctica, todo orientado al empleo”. Una forma de reducir la brecha con el mundo laboral, “desalineado con la realidad”, según Barajas.

El presente de Catalunya

El debate giró en torno al futuro del empleo, pero con mucha atención en el presente. Las últimas estadísticas de empleo en Catalunya arrojan cifras negativas, descolgándose del resto. El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, destacó la necesidad de que Catalunya y España trabajen “juntos” para “que nadie ponga en riesgo la ocupación, las oportunidades de la persona”. “Hasta final de agosto teníamos la mejor situación del mundo como marca… Esto se ha ido por tierra”, apuntó Bonet.

Millo apostó por que Catalunya siga generando empleo: “Ha sido uno de los grandes motores de España”, cosa que no se puede permitir que cambie. Las mejoras se notarán entre los jóvenes, ya que se ha dado una recuperación “donde la ocupación joven está presente desde el principio”. Un futuro que vive muy pendiente del hoy.

Loading...