Japón tendrá su propio bitcoin para dejar de depender del efectivo

Los principales bancos de Japón, liderados por el grupo financiero Mizuho, ultiman la creación de su propia moneda electrónica, J Coin, con la que buscan frenar la dependencia del efectivo en Japón, la más alta entre los países desarrollados.

La nueva moneda será convertible a yenes y se usará en un sistema gratuito para la realización de pagos y transferencias a través de teléfonos móviles, explicó a Efe una portavoz de Mizuho.

El objetivo principal de la J Coin es frenar la dependencia del dinero en efectivo en Japón, país donde el 70% de las transacciones se realizan de esta forma, el porcentaje más elevado entre los países desarrollados, donde la media se ha reducido hasta cerca del 30%.

El 70% de las transacciones se hace en efectivo

“Japón es un país muy especial (en este sentido) y necesitamos reducir la dependencia que existe del dinero en efectivo”, dijo la portavoz de Mizuho, que considera que el lanzamiento de la J Coin tendría efectos positivos sobre la economía nipona, al reducir los costes de gestión del efectivo y las tarifas por liquidación.

Los pagos con J Coin estarían libres de tarifas tanto en el pago como en las transferencias nacionales, mientras que el coste del envío de dinero a nivel internacional sería menor.

La iniciativa abarataría costes

Loading...