La Casa por el Tejado invierte seis millones en la Zona Franca

El nombre ya lo dice (casi) todo. El negocio del grupo La Casa por el Tejado consiste en construir áticos nuevos sobre edificios antiguos. En la jerga arquitectónica, se trata de desarrollar proyectos de sobreelevación ­urbana. En palabras sencillas, la empresa edifica viviendas móviles que se colocan en las azoteas desocupadas de las grandes ciudades.

Las casas se fabrican en una nave industrial y se transportan en módulos hasta su emplazamiento definitivo (lo que puede implicar incluso cortar de forma provisional la circulación de las carreteras). Con este sistema, que conlleva ahorros y costes, el grupo empresarial que ha fundado el arquitecto barce­lonés Joan Artés facturará este año unos 17 millones de euros.

La Casa por el Tejado dio ayer un paso más en su proyecto de expansión, porque va a duplicar su capacidad productiva. La compañía firmó un acuerdo con el Consorci de la Zona Franca de Barcelona para el arrendamiento de un solar ubicado en el polígono industrial del Con­sorci, donde erigirá una fábrica con una superficie de más de 10.000 m2y con una capacidad de producción anual de 60.000 m2de edificación industrializada, lo que le permitiría construir el equivalente de 600 viviendas.

La empresa está especializada en construir áticos nuevos sobre edificios antiguos

Esta nave se sumará a los centros de fabricación que el grupo ya tiene en el área metropoli­tana de Barcelona: Gavà, con una capacidad de producción de 35.000 m2/año, y Cornellà de Llobregat, con 20.000 m2/año.

La inversión prevista en la nueva nave de la Zona Franca será de seis millones de euros y está previsto que se inaugure a finales de 2018, lo que permitirá la creación de 95 empleos, entre puestos de trabajo directos e indirectos.

“El objetivo –comenta Joan Artés, arquitecto, fundador y CEO de La Casa por el Tejado– es disponer a principios de 2019 de una capacidad productiva global anual de 115.000 m2, que correspondería aproximadamente a unas 1.200 viviendas”.

La Casa por el Tejado ya ha construido 42 casas sobre las azoteas de edificios existentes en el barrio del Eixample de Barcelona y tiene proyectos también en Pamplona y en Madrid. La edificación industria­lizada cotiza al alza, y no sólo en los áticos. La empresa, además, planea la construcción de una residencia de estudiantes, así como la ampliación de un hotel e incluso un tanatorio. De la tierra al cielo, y viceversa.

Loading...