La compra de energía dispara el déficit comercial un 40% el primer semestre

La cifra histórica de exportaciones del primer semestre del presente ejercicio, valoradas en 140.875,5 millones de euros, un 10% más que en el mismo periodo del 2016, ha quedado eclipsada por un mayor crecimiento, del 11,8%, de las importaciones, que han supuesto una factura de 151.963,9 millones, un registro también récord en la serie estadística. Así, según estos datos provisionales publicados ayer por el Ministerio de Economía, el déficit comercial español se ha disparado en los seis primeros meses del 2017 situándose en 11.088,4 millones, un 40,7% más que el registrado un año antes. Este resultado se debe en gran medida a la compra de productos energéticos al exterior, que creció en valor un 51,7% interanual.

La tasa de cobertura (porcentaje de exportaciones en relación a las importaciones) se situó entre enero y junio pasados en el 92,7%, es decir, 1,5 puntos menor que la del primer semestre del 2016, que fue del 94,2%, el tercer mejor registro de la serie, por detrás de los de 2013 y 2016. La evolución mes a mes según los valores de los doce meses precedentes (véase gráfico) muestra los niveles máximos en que se encuentran las importaciones (289.328,5 millones) y las exportaciones (267.364,5 millones) con una cobertura del 92,4%.

El déficit energético crece un 42,3% y se sitúa en 11.350 millones

Si no se tiene en cuenta la energía, el saldo comercial en estos seis meses es positivo: arroja un superávit de 262,2 millones, un 163% más que en el mismo periodo del año pasado, que fue de 99,4 millones de euros. En cambio, el déficit energético aumentó un 42,3%, hasta los 11.350,6 millones. Un año atrás fue de 7.977,7 millones. Esta variación explica en gran medida el mayor desequilibrio de la balanza.

En su balance, el departamento que dirige el ministro Luis de Guindos destacó que “los resultados acumulados de España muestran un mayor crecimiento de las exportaciones en relación con la de los principales socios, a excepción del Reino Unido”. Así, detalló que las ventas al exterior crecieron en el primer semestre un 7,9% interanual de la Unión Europea, un 7,7% en la zona euro, un 8% en Italia, un 6,1% en Alemania y un 3,5% en Francia. También se situaron por debajo Estados Unidos (+6,7%), China (+5,3%) y Japón (9,5%).

Además de por el impacto de la energía, Economía explica el incremento de las compras al exterior por la consolidación de la recuperación económica, que conlleva un mayor consumo interno en todos los sectores. La salida de la crisis se está haciendo con un fuerte tirón de las exportaciones, pero a medida que la recuperación se asienta, las importaciones también van a más.

Las ventas del sector a otros países se mantienen prácticamente planas

Los productos energéticos fueron los que más contribuyeron a la tasa de variación de las importaciones. Ellos solos aportaron 5,2 puntos de los 11,8 de incremento. Los bienes de equipo pusieron 2,2 puntos; las semimanufacturas no químicas, 1,2 puntos, y la alimentación, bebidas y tabaco, 0,9 puntos. Por subsectores, destacan las mayores importaciones del petróleo y derivados, con una contribución de 3,8 puntos, principalmente procedentes de México, Reino Unido, Arabia Saudí y Kazajistán; y el carbón y la electricidad (0,9 puntos) de Francia, Portugal, Colombia y Rusia.

En cuanto a las exportaciones, el energético también fue el sector que más contribuyó a su incremento. Aportó 2,9 puntos de los 10 de crecimiento global. Le siguieron los bienes de equipo (1,8 puntos), la alimentación, las bebidas y el tabaco (1,7) y los productos químicos (1,2). Por subsectores, las principales contribuciones fueron, de nuevo, el petróleo y derivados (2,5 puntos) por las mayores ventas a Gibraltar, Países Bajos, Francia y Bélgica.

También destaca el freno de las ventas al exterior del sector del automóvil, uno de los más exportadores. En los seis primeros meses del año, concentró el 17,2% de las exportaciones totales. Pero las mantuvo prácticamente planas, ya que sólo crecieron un 0,1%.

Catalunya concentra el 25,3% de las ventas al exterior

Más de una cuarta parte de las exportaciones españolas las hacen empresas catalanas. En el primer semestre, fue exactamente el 25,3%, un valor prácticamente igual al del conjunto del 2016, cuando se situó en el 25,6%. El valor de estas ventas ascendió a 35.639,7 millones de euros, un 9,5% más que el registrado en los seis primeros meses del año pasado. Catalunya fue la comunidad que más contribuyó a la tasa de variación anual en ese periodo, ya que aportó 2,4 puntos porcentuales de los 10 de crecimiento de las exportaciones en el conjunto de España.

Las exportaciones catalanas correspondieron principalmente a productos químicos (fueron el 26,2% del total y crecieron un 8,2% interanual), seguidas de bienes de equipo (17,6% del total, +1,6%) y del sector automóvil (15,7% del total, +5,8% interanual). Las importaciones en Catalunya crecieron algo menos, un 9,3%, y se situaron en 42.753,3 millones, que representan el 28,1% del total de compras de España al exterior. También fue la primera contribuyente al incremento global español, con 2,7 puntos de los 11,8 totales. El déficit comercial catalán con el extranjero fue de 7.113,6 millones, un 8,2% mayor que el de un año atrás.

Loading...