La cosecha de la sal arranca con una previsión de hasta 110.000 toneladas

A las siete de la mañana de este lunes se ha puesto en marcha la cosecha de la sal en el Delta de l’Ebre. La previsión que auguran los recolectores ronda entre las 100.000 y 110.000 toneladas, una cifra parecida al año pasado.

Joan Sucarrats, gerente de Infosa -la empresa que gestiona las Salinas de la Trinitat en la Punta de la Banya- ha explicado que la situación ideal para que sea un buen año es que haya mucho sol, ya que viven de la evaporación, y sobretodo, que no haya lluvias abundantes durante la campaña de recogida. “Si llueve normal, entre 10-15 litros, variará poco; pero con 50 o 60 litros la cantidad de sal puede llegar a variar”, ha explicado el gerente de Infosa. Estas condiciones se han cumplido durante esta primavera y verano y ello justifica las previsiones optimistas.

Por lo que se refiere a la cosecha de la Flor del Delta, un producto gourmet, se prevé un buen año, con entre 28 y 30 toneladas recogidas. La campaña se alargará hasta finales de la primera quincena de septiembre, un período en el que esperan que, una vez estén abiertas las balsas, la falta de lluvias continúe por asegurar la previsión.

Sucarrats ha explicado que la Flor del Delta necesita “pocos vientos”. “Durante primavera y verano no hemos tenido demasiado viento y ello ha favorecido su producción”, ha dicho el gerente de Infosa. Según explican en su web, la Flor del Delta es más saludable que la sal normal, ya que su cantidad de cloruro sódico es inferior.

Solo entre un 1% y un 15% de la sal del Delta va dirigida directamente a la alimentación humana. El resto va destinado al mercado industrial -desde el tratamiento de aguas, sal para piscinas, mercado de pieles, la industria alimentaria o de carreteras-.

Loading...