La Fed, lista para reducir su balance, pero los niveles de inflación aplazarán la subida de tipos a diciembre

Publicado 19/09/2017 13:23:04CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) –

La Reserva Federal (Fed) está lista para iniciar el proceso de reducción de su balance –una decisión ya anticipada y que no ha causado malestar en los mercados–, pero volverá a aplazar la última subida de tipos de 2017 para su reunión de diciembre a la espera de recopilar datos más evidentes sobre el reciente repunte de la inflación.

El organismo presidido por Janet Yellen dará a conocer el miércoles su decisión sobre política monetaria, tras dos días de reuniones, mientras que el mercado ya da por descontado que anunciará el proceso de reducción de su balance y, aunque se cree que mantendrá los tipos de interés, podría dar una imagen más clara sobre su futura trayectoria.

La Fed había anticipado en sus anteriores reuniones que estaba dispuesta a reducir su balance de activos a lo largo de 2017, que alcanza los 4,5 billones de dólares (3,7 billones de euros), la mayoría adquiridos a raíz de la crisis financiera con el objetivo de estimular la economía y controlar la rentabilidad de la deuda.

La institución monetaria puso fin a su programa de estímulos, denominado ‘Quantitative Easing’ (QE), en octubre de 2014, aunque sigue reinvirtiendo en bonos del Tesoro y cédulas hipotecarias los vencimientos de los bonos que tiene en cartera.

En la pasada reunión de julio, la Fed mantuvo su política sin cambios y reconocía la debilidad de la inflación, cambiando su retórica sobre el crecimiento de los precios al alegar que el índice estaba “por debajo” del objetivo del 2% frente a las declaraciones anteriores, donde apuntaba que se encontraba “un poco por debajo”.

SUBIDA DE TIPOS EN DICIEMBRE

No obstante, frente a la evaluación menos optimista de la economía estadounidense de la última cita de política monetaria, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) mantuvo sus proyecciones de tipos de interés prácticamente sin cambios en su mapa de puntos –panel que muestra dónde cree cada miembro del comité que se situarán los tipos al final de cada año–, por lo que los analistas mantienen su pronóstico de un alza de tipos más en la reunión de diciembre.

De hecho, los últimos datos de la economía del país han cambiado de rumbo. Así, la inflación en agosto subía hasta el 1,9% y el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) relativo al segundo trimestre era revisado al alza hasta máximos de tres años, algo que si persiste podría convencer para un alza más de los tipos de interés en lo que queda de año.

Los analistas de Ebury apuntan a que la Fed “mantendrá los tipos de interés sin cambios, siendo la clave para el dólar estadounidense el último mapa de puntos”. Asimismo, señalan que cualquier señal de optimismo sobre perspectivas de inflación, pasando por alto cualquier riesgos a la baja de las perspectivas de crecimiento, podría moderar las pérdidas de la divisa.

PRESIÓN SOBRE LOS PRECIOS

Asimismo, expresan su apuesta por que Yellen mantenga “la firme posibilidad” de una subida en diciembre. En este sentido, explican que la debilidad del dólar, el repunte de los precios del petróleo y la fuerza económica, están ya mostrando signos de presión sobre los precios y los salarios.

Los expertos coinciden en que solo en el tercer trimestre se verá una desaceleración marginal del crecimiento económico debido al impacto de los huracanes ‘Harvey’ e ‘Irma’, y la necesidad de reconstrucción en varios Estados. Sin embargo, indican que en el medio plazo impulse incluso el crecimiento por los esfuerzos de reemplazo de inventarios perdidos y que en el largo plazo no tendrá ninguna importancia.

Por su parte, los expertos de ING Financial Research señalan también la decisión respecto a la reducción del balance como el “anuncio más esperado del evento”, aunque también creen que son de gran interés los nuevos pronósticos que realice el instituto emisor.

De igual forma, el analista de XTB, Joaquín Robles, subraya que “el mercado no otorga ningún tipo de posibilidad a una subida de tipos de cara a la reunión de este miércoles” y añade que “la última reunión del año, la de diciembre, podría brindarle la oportunidad de cumplir con sus previsiones de tres subidas en el año”.

“Sin embargo, esta decisión dependerá de varios factores, el primero de ellos y más importante la inflación. Con el crecimiento y desempleo estables en niveles satisfactorios, el objetivo de que la inflación alcance el 2% se ha convertido en la principal prioridad para los funcionarios norteamericanos, por lo que su reciente repunte podría hacer cambiar el sesgo de las últimas reuniones”, explica el experto.

Respecto al descontado anuncio de inicio de reducción de balance, Robles señala que se trata de una decisión que implica “una restricción monetaria, por lo que el proceso va a ser tan laxo inicialmente que no esperamos grandes repercusiones en el mercado”.

Loading...