La formación de los médicos, sin carga fiscal

El Ministerio de Hacienda cambiará el reglamento del IRPF para que los médicos no tengan que tributar cuando van a congresos, invitados por las farmacéuticas y otras empresas del sector sanitario. El anuncio del ministro Cristóbal Montoro llega apenas unos días después de que organizaciones médicas y la industria expresaran su preocupación por una nota aclaratoria de la Agencia Tributaria en la que recordaba que –como lleva haciendo en los últimos diez años– este tipo de formación financiada por empresas terceras se considera retribución en especie.

Después de la reunión ayer entre Montoro y el presidente de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, el ministerio confirmó que modificará el reglamento del impuesto para precisar que “no tiene la consideración de rendimiento del trabajo en especie la participación de los trabajadores sanitarios en cursos de formación financiados por terceros que comercialicen bienes o servicios para los que sea necesario disponer de una adecuada formación por parte del trabajador”.

En concreto, explicaron que cambiarán el artículo 44 del reglamento, donde hasta ahora se recogen que sólo están exentos de tributación los gastos por desplazamientos, alojamiento y manutención de los cursos de reciclaje “financiados directamente” por el empleador. Según detalló Romero, la “aclaración” que realizará el departamento de Montoro entrará en vigor con retroactividad, desde el 1 de enero del 2017.

Tanto los médicos como las farmacéuticas habían advertido que, de aplicarse la obligatoriedad de tributación con las invitaciones a cursos, congresos o simposios que defendía la Agencia Tributaria, se ponía en cuestión el actual sistema de formación de los sa­nitarios.

En el 2015, las compañías adscritas al código de transparencia de Farmaindustria destinaron en total 185 millones de euros para financiar cursos a médicos –119 millones– y ayudar a la celebración de actividades formativas.

Loading...