La gran banca española gana un 20% más hasta marzo

Las pérdidas trimestrales de 137 millones de euros presentadas este viernes por el Banco Popular han reducido las ganancias conjuntas de la gran banca española -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Popular- hasta los 3.852 millones de euros, pese a lo que superan en un 20,45% a las de marzo de 2016.

En general, las seis principales entidades españolas han aprovechado la recuperación económica para exprimir su negocio minorista, y han tenido que dotar menos provisiones por la mejora de la morosidad, entre otras razones.

El Banco Santander fue el primero en presentar sus números al escrutinio del mercado, que arrojaron un beneficio neto de 1.867 millones de euros, un 14% más, gracias al tirón del negocio en Brasil, a la recuperación de España, y al avance de su división de consumo.

La entidad, que logró mejorar sus resultados en ocho de los diez mercados principales en los que opera, excepto en Reino Unido y Polonia, se ve más que preparada para lograr los objetivos previstos para 2018.

El siguiente en presentar sus cuentas fue el BBVA, que vio crecer su beneficio neto casi el 70 %, hasta 1.199 millones de euros, gracias a la aportación de los ingresos recurrentes y a la reducción de los saneamientos y también a unos gastos más moderados, tras la digestión de CaixaCatalunya.

El gran impulsor de esos resultados fue una vez más la filial de México, mientras que España mejoró en su actividad puramente bancaria que, no obstante, se vio lastrada por las pérdidas del ladrillo. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, estimó que durante dos o tres años más, la actividad inmobiliaria en España del banco, seguirá registrando pérdidas antes de dar el problema por cerrado.

Las dos principales entidades financieras españolas coincidieron un trimestre más en que ambas mantienen, de momento, sus respectivos “motores” fuera de España; el Santander en Brasil, donde ganó 634 millones frente a los 356 millones del mercado nacional, y el BBVA, en México, que aportó 536 millones al grupo frente a los 266 de España.

Otra de las grandes entidades españolas, CaixaBank anunció un beneficio neto de 403 millones de euros entre enero y marzo, un 48% más, tras la integración del Banco Portugués de Inversiones (BPI) en febrero.

También Bankia vio crecer su beneficio trimestral un 28,4%, hasta los 304 millones de euros, lo que supone su mejor resultado en un trimestre en la historia de la entidad en España, gracias al aumento en la nueva producción de hipotecas y al dinamismo en consumo y pymes, explicó el banco.

Sabadell, por su parte, ganó 216,1 millones, un 14,3% menos que en el mismo periodo de 2016, principalmente por los costes tecnológicos extraordinarios derivados de la integración del banco británico TSB.

Sin tener en cuenta al banco británico, que adquirió en 2015, habría ganado hasta marzo 203,9 millones, un 7,1% más, por la mejora del negocio bancario tradicional.

Loading...