Inicio Economía La gran banca gana 13.225 millones hasta septiembre, un 12,24% más

La gran banca gana 13.225 millones hasta septiembre, un 12,24% más

Actualizado 31/10/2018 14:50:18 CET

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) –

Los seis principales bancos españoles –Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter– obtuvieron un beneficio neto conjunto de 13.225,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un aumento del 12,24% respecto al mismo periodo de 2017.

Los bancos que cotizan en el Ibex 35 han incrementado sus beneficios de forma generalizada –tan sólo Sabadell ha reducido sus ganancias en este periodo– con mención especial para las entidades más grandes del selectivo, que han elevado sus ganancias de forma significativa a pesar de operar en un contexto de bajos tipos de interés.

BBVA ha sido la entidad que más ha conseguido incrementar su beneficio neto, hasta situarlo en 4.323 millones de euros, un 25,3% más que las ganancias logradas durante los tres primeros trimestres del año precedente, achacado al impulso de los ingresos recurrentes, la contención de los gastos, los menores saneamientos y las plusvalías por la venta de BBVA Chile por importe de 633 millones de euros.

Le sigue CaixaBank, con una mejora de las ganancias del 18,8%, situando así sus ganancias en 1.768 millones de euros, gracias a la mayor aportación del banco portugués BPI, la fortaleza de los ingresos, la reducción de las dotaciones y la contención de costes.

No obstante, ha sido Banco Santander la entidad que ha logrado un mayor beneficio entre los meses de enero y septiembre, alcanzando en este periodo los 5.742 millones de euros, una cifra un 13% superior a la de un año antes, debido al crecimiento de los ingresos en varios mercados, como Brasil, España, México y Portugal, y la mejora en la calidad del crédito, que compensaron “sobradamente” el impacto de las depreciaciones de algunas divisas, como el peso argentino, respecto al euro.

De su lado, Bankinter ha visto crecer su beneficio durante los nueve primeros meses del año en un 7,3%, hasta situarse en 403,6 millones de euros, mientras que Bankia alcanzó unas ganancias de 744 millones de euros durante el mismo periodo, lo que representó una mejora del 0,6%.

Por el contrario, Sabadell ha sido la única entidad que ha visto una reducción de sus ganancias entre enero y septiembre. Concretamente, el banco presidido por Josep Oliu obtuvo un beneficio neto de 247,8 millones de euros, la mitad (-56,5%) de lo que ganó los nueve primeros meses de 2017.

El consejero delegado de Sabadell, Jaume Guardiola, explicó en la rueda de prensa posterior a la presentación de resultados que esta caída se debió a los ajustes por las ventas de carteras institucionales y las provisiones extraordinarias de la migración de su filial británica, TSB.

En los resultados del tercer trimestre de este año, los bancos no reflejan el impacto que podría haber originado la incertidumbre legal en torno a quién es el sujeto pasivo que debe asumir el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD), dado que la sentencia del Tribunal Supremo y la “inédita” decisión de revisar su fallo, se ha producido estas últimas semanas.

No obstante, el “nerviosismo” sí que se ha dejado notar sobre su capitalización bursátil, que en un sólo día, coincidiendo con la publicación de la sentencia del Alto Tribunal que dictaminaba que era el prestamista el que debía asumir el impuesto hipotecario, llegó a perder más de 6.000 millones de euros.

La fuerte penalización en Bolsa vivida hace poco menos de dos semanas por las entidades se suma al mal año bursátil que están teniendo en general, ya que todos los bancos caen entre un 4% y un 30%, lo que implica unos 40.000 millones de euros menos de valor.