La inversión extranjera en España se redujo un 1,2% en 2016 por el “débil” contexto internacional

La inversión productiva extranjera en España alcanzó los 23.476 millones de euros brutos en 2016, cifra un 1,2% inferior a la del año anterior, según ha informado este martes el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, que ha destacado que, con estos datos, “se consolida” la tendencia de recuperación iniciada en 2013”.

En términos netos, es decir restando desinversiones, la inversión productiva ascendió en 2016 a 17.535 millones de euros, un 2,1% menos que en 2015. Aunque Economía ha subrayado que el volumen de 2016 es “muy significativo” porque se está comparando con un año, el de 2015, que fue “excepcional” como consecuencia de operaciones singulares que elevaron la inversión “sustancialmente”.

Además, el Ministerio ha resaltado que esta evolución se produce en medio de un “débil” contexto internacional, con caídas generalizadas en los flujos de inversión.

Crece la inversión directa

Por su parte, la inversión directa extranjera alcanzó los 33.096 millones de euros brutos, un 30,8% más que en 2015, y 25.739 millones netos, lo que representa un incremento del 33,5%.

La comparación de los datos de 2016 con los flujos de inversión brutos medios de los últimos cinco años reflejan un aumento del 32% en términos brutos y del 66% en términos netos. Al mismo tiempo, las desinversiones de 2016 fueron inferiores a la media del último quinquenio.

Estados Unidos fue el principal inversor

En las inversiones productivas que recibió España, los principales países de origen fueron Estados Unidos, con 4.968 millones de euros, seguido de Luxemburgo, Países Bajos y Alemania.

Los países de la OCDE acaparan el 85% de las inversiones, con un aumento del 4,5%, en tanto que las procedentes de la UE (50% de los flujos) descendieron un 21%. Los fondos de Latinoamérica, que representan el 10% del total, aumentaron un 14%.

Energía, inmobiliarias y financias, los principales sectores

En cuanto a los principales sectores de destino de la inversión productiva extranjera, energía eléctrica y gas, con 4.071 millones, ocupa la primera posición, seguido de actividades inmobiliarias, con 3.223 millones, y servicios financieros, con 1.823 millones.

Por comunidades, la Comunidad de Madrid, con 10.970 millones, es la región que más inversión recibió el pasado año, seguida por Catalunya, con 4.857 millones. Ambas concentran la mayoría de la inversión productiva total, al igual que en años anteriores.

España invirtió en 2016 un 23% menos en el extranjero

En 2016 la inversión española directa total en el extranjero sumó 33.767 millones de euros en términos brutos, lo que supone un 23% menos que en 2015 y 28.707 millones netos, con un descenso del 1,2%. La inversión productiva alcanzó los 23.448 millones brutos (-43,2%) y 19.733 millones netos (-29,2%).

Según Economía, estos descensos se deben al efecto estadístico provocado por operaciones “puntuales y extraordinarias” contabilizadas en 2015. Así, destaca que la inversión bruta total se mantiene en los mismos niveles de la media de los últimos cinco años y en términos netos casi se duplicó respecto a la media del último quinquenio.

Reino Unido fue el principal destino

El destino principal de la inversión productiva española fue Reino Unido, con 8.601 millones de euros, seguido de Estados Unidos, y de Países Bajos.

Por último, los principales sectores a los que se dirigieron las inversiones españolas en el extranjero en 2016 fueron comercio al por mayor e intermediación de comercio, servicios financieros, fabricación de otros productos minerales no metálicos, construcción de edificios y actividades inmobiliarias.