La morosidad en la banca vuelve a subir y suma dos meses al alza

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas subió ligeramente en agosto hasta el 8,48%, frente al 8,47% de julio, por lo que encadena dos meses consecutivos de ligeros ascensos.

La tasa de morosidad de la banca española, no obstante, se mantiene en niveles cercanos a 2012, cuando alcanzó el 8%, según los datos provisionales hechos públicos este martes por el Banco de España.

105.500 millones en créditos dudosos

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

El total de créditos dudosos descendió hasta 105.572 millones de euros, desde los 106.347 millones de euros correspondientes al mes anterior, si bien un mayor descenso del crédito total ha propiciado el ligero ascenso de la mora.

Lejos de máximos históricos

En concreto, el crédito total del sector se ha reducido un 0,84% en agosto en relación con julio, hasta los 1,244 billones de euros, mientras que en términos internanuales ha caído un 2,64%.

En cualquier caso, la tasa de morosidad se sitúa 5,12 puntos porcentuales por debajo de el máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

En agosto, las entidades financieras redujeron hasta 63.173 millones de euros las provisiones, 612 millones menos que el mes anterior. Un año antes, este ‘colchón’ se situaba en 70.681 millones de euros.

Irá bajando hasta el 8%

El analista de XTB Javier Urones atribuye el alza de la mora a la reducción del volumen total de crédito vivo, por lo que considera que la ratio de morosidad se acercará de nuevo al 8% una vez se acelere la demanda de crédito.

“A medida que se retome la demanda de crédito, probablemente para este último trimestre del año, el incremento en crédito vivo debería empujar la tasa de morosidad a cifras cercanas al 8% para finales de año”, apunta.

Además, explica que la mejora en la ratio de morosidad se debe a “los mayores requisitos” en la concesión de crédito nuevo, que “indudablemente” están contribuyendo en la “rápida” mejora de esta variable económica.

Loading...