La nueva vida del Negresco

En la esquina de la calle Roger de Llúria con la Calle Casp de Barcelona se alza el hotel Princess Negresco. El nombre habla por si solo. Princess, de la compañía propietaria –Princess Hoteles & Resorts– y Negresco, como lo que su día fue el hotel insignia, en las afueras de Salou, de esta hotelera nacida en Reus en el año 1967. Entonces, la familia Cabrera –propietaria todavía hoy del negocio– empezaba su actividad en la Costa Daurada, con hoteles en propiedad de estilo vacacional en Salou y Cambrils. Siguiendo el mismo modelo de negocio, la familia empezó a expandir el grupo en las Islas Canarias y más tarde, al Caribe, con resorts y hoteles de cinco estrellas, dos lugares con turismo todo el año que con el tiempo, han resultado ser el corazón del negocio. Entre los años 2007 y 2008, la familia se vendió los 5 hoteles que tenía a la Costa Daurada, también el Negresco, a la firma catalana Best Hotels por una cifra que no ha trascendido. Ahora el Negresco de Salou continúa con este nombre, aunque la familia Cabrera se reservó el derecho a utilizar este nombre otra vez. De aquí el nuevo Negresco, de Roger de Llúria con Caspe.

Santiago Hernández y Jairo Mayolas, los directivos que están al frente, explican que la compañía compró el inmueble en el 2013 y que, entre la adquisición y las reformas, ha invertido 27,2 millones de euros. El hotel abrió las puertas a finales del año pasado y da trabajo en torno a 40 empleados. Además, subcontrata unos 20 más –que sufren una discapacidad o bien se encuentran en riesgo de exclusión social– a través de la fundación Ilunion (ONCE) para hacer a las tareas completas de limpieza de las habitaciones y lavandería y la Fundación Trinijove para trabajos de gestión de residuos. Explican que el porcentaje que contratan de este colectivo es más elevado que el resto de competidores y que el hotel funciona de forma responsable y eficiente energéticamente.

Pero el Negresco Princess no es el único hotel que la compañía tiene en Barcelona. En el 2004, la familia inauguró el Barcelona Princess, en Diagonal número 1, con ocasión del foro universal de las culturas. Con el Negresco Princess, estos dos son los únicos hoteles urbanos de la compañía, aunque Hernández y Mayoles explican que los propietarios no descartan abrir nuevos hoteles urbanos si encuentran una buena ocasión.

Actualmente, la empresa tiene 22 hoteles en propiedad: dos en Barcelona, 11 en las Islas Canarias y 9 en el Caribe. En el 2015, generó unos ingresos de 296 millones y en el 2016 superó los 300 millones de euros. Princess Hotels & Resorts continúa con la sede en Reus, desde donde administra más de 10.000 habitaciones y una plantilla de 5.300 trabajadores.

Loading...