La portabilidad del teléfono fijo bate récords en octubre

La competencia entre operadores de telefonía se acentuó en octubre en el mercado español: un récord histórico de 204.725 clientes decidieron cambiar de compañía su línea de teléfono fijo (un 46,6% más que hace un año), mientras que otros 612.394 cambiaron su línea de móvil (un 28% más que hace un año y la cifra más alta desde el 2014), según los datos publicados ayer por la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC).

Pese a la mejora de la situación económica, una buena parte de los cambios de compañía telefónica vinieron para conseguir bajar la factura de telecomunicaciones: los Operadores Móviles Virtuales (OMV) y el grupo MasMóvil registraron saldos netos de portabilidad positivos (más altas que bajas), con 11.059 y 53.827 líneas, respectivamente. En cambio, Movistar, Orange y Vodafone tuvieron un saldo neto negativo y perdieron 7.672, 30.451 y 26.763 números.

La portabilidad, señala la CNMV, lleva creciendo desde abril, y en los diez primeros meses del 2017 han cambiado de operadora más de 5 millones de líneas. En conjunto, el sector de la telefonía móvil cerró el mes con un parque de líneas de casi 51,91 millones, lo que supone un 1,1% más en comparación con octubre del 2016, tras ganar 41.892 líneas en comparación con septiembre. El gran motor de crecimiento de este mercado ya no son las líneas personales, sino las de máquinas: las líneas M2M se situaron en 4.885.380 líneas, un 10,1% más que hace un año.

La CNMC explicó que las líneas de banda ancha siguieron subiendo, hasta los 14,16 millones, concentradas en un 92,7% en los tres principales operadores: Movistar (41,38%), Orange- Jazztel (27,92%) y Vodafone-Ono (23,41%), mientras el grupo MasMóvil tuvo el 2,93%. En octubre, sólo Vodafone y MásMóvil lograron incrementar sus líneas de banda ancha fija, al sumar 45.000 y 47.200, respectivamente. Por el contrario, Movistar perdió 14.000; Orange, 3.100 y el resto de operadores, 900 líneas.

Loading...