La prima de riesgo baja de los 100 puntos

La prima de riesgo, el diferencial entre el rendimiento de los bonos españoles a diez años con su homólogo alemán, se ha situado este martes por debajo de los 100 puntos por primera vez desde octubre. Es el indicativo que se usa para medir la confianza que los inversores ponen en la estabilidad del país y su fortaleza para afrontar los pagos.

Las mayores expectativas de crecimiento para España –superiores al 3%-, la estabilidad política en el país –tras aprobar Presupuestos y techo de gasto– y la buena acogida de la solución del Popular, según indicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Economía. Los posibles factores desestabilizadores en el contexto político, como el proceso soberanista en Catalunya, no impactan en la colocación de la deuda.

En los peores momentos superó los 600 puntos

En concreto, el diferencial entre el interés exigido al bono español a diez años y el ‘bund’ se estrechaba hasta 99,30 puntos básicos, su menor brecha desde el 12 de octubre de 2016, tras haber cerrado este lunes en 102,10 puntos. Por su parte, la rentabilidad exigida a la deuda española con vencimiento a diez años se situaba en los mercados secundarios en el 1,571%.

Lejos quedan los tiempos en los que España se asomaba al abismo de un rescate, momento en el que la prima de riesgo tocó máximos, en julio de 2012, cuando superó los 630 puntos. Fue el momento en el que Mario Draghi, presidente del BCE, lanzó su “whatever it takes” (“haré lo que haga falta”) en referencia a su accionar para mantener el euro. Fue el pistoletazo de salida a los gigantescos programas de compra de deuda.

España coloca 2.980 millones a tipos negativos

El dato llega justo después de que se conozca que la deuda pública española ha vuelto a las subidas, tras crecer en mayo en 7.869 millones de euros respecto al mes anterior y situarse en el 99,99% del PIB, hasta 1,124 billones.

Este martes el Tesoro ha colocado 2.980 millones en letras a tres y nueve meses, con intereses aún más negativos que en casos anteriores. Así, España cobra para colocar sus emisiones.

Loading...