La promoción sigue paralizada en 31 comarcas 10 años después de la crisis

La recuperación de la promoción inmobiliaria está lejos de alcanzar a toda Catalunya: según los datos de la asociación de promotores, APCE, en 31 comarcas se han iniciado menos de 50 viviendas en el primer semestre del año, incluyendo las autopromociones, un nivel que refleja una parálisis prácticamente total del sector.

Joan Marc Torrent, director general de la patronal, destaca que “estamos muy lejos de una normalización de la promoción de vivienda, especialmente en las comarcas de Tarragona donde la actividad sigue estando completamente parada”.

La APCE destaca que según los visados oficiales en el primer semestre se han iniciado en Catalunya sólo 6.448 viviendas, lo que lleva a prever que se cierre el año en unas 12.500 viviendas iniciadas, la mitad de lo que se considera necesario para atender la demanda.

Del 2015 al 2030 será necesario buscar alojamiento para 358.2000 nuevos hogares
Del 2015 al 2030 será necesario buscar alojamiento para 358.2000 nuevos hogares

Según un estudio del Centre d’Estudis Demogràfics que está sirviendo de base para elaborar el nuevo plan territorial de vivienda de la Generalitat, del 2015 al 2030 será necesario buscar alojamiento para 358.2000 nuevos hogares, lo que obligaría a construir en esos años una media de 25.000 viviendas anuales. Muy lejos de las cifras que se alcanzaron en los años del boom, de alrededor de 80.000 viviendas iniciadas cada año, y que llegaron a alcanzar las 126.117 viviendas iniciadas en el año 2006.

Aunque la inauguración de nuevas promociones es aún muy modesta, la APCE señala que la recuperación del sector es evidente, aunque por el momento esté circunscrita a las comarcas de Barcelona. Desde el 2013, cuando en Catalunya se alcanzó un mínimo histórico de sólo 3.036 viviendas iniciadas, se pasó el año 2015 a 6.176 viviendas y el año pasado a 8.317. Además, según la APCE, “el escaso nivel de promociones y la existencia de demanda de compra insatisfecha, sobre todo en las comarcas con mayor población, hace necesario que se inicien más obras”.

Las nuevas obras se concentran en el área de Barcelona

Torrent atribuye la lenta recuperación de las obras a los efectos de la crisis en las empresas promotoras. “Muchas han desaparecido, pero incluso las que siguen tienen pocos recursos. Y actúan con mucha cautela, para evitar repetir los errores de la crisis”, reconoció.

La excepción es la ciudad de Barcelona, donde la demanda de vivienda nueva es ahora tan grande que “los promotores saben que se vende todo”. Por ello la promoción de vivienda nueva se concentra en Barcelona y sus alrededores (el 88% de las viviendas iniciadas en el semestre), especialmente en el Barcelonès (1.739 viviendas), Baix Llobregat (1.515 viviendas) y Vallès Occidental (992), mientras que las comarcas de Lleida y Tarragona suponen apenas el 2% cada una de ellas.

Loading...