Inicio Economía La reforma fiscal podría entrar en vigor «a lo largo de 2022...

La reforma fiscal podría entrar en vigor «a lo largo de 2022 o en 2023», según Montero

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha acercado la entrada en vigor de la reforma fiscal que pretende impulsar el Ejecutivo y ha abierto la puerta a aprobarla «a lo largo del próximo año 2022 o en 2023».

«Hay algunas transformaciones sustanciales de las figuras fiscales que van a requerir una ley específica», ha adelantado también la titular de Hacienda en una entrevista en RTVE recogida por Europa Press.

Actualmente, un comité de 17 expertos está analizando el sistema tributario español y deberá presentar sus conclusiones al Ejecutivo antes del 28 de febrero del próximo año, para que éste aborde una serie de ajustes fiscales –al alza o a la baja– con el objetivo de impulsar un sistema eficaz, sólido y progresivo, que permita sostener e incluso fortalecer el Estado de Bienestar.

Así, no será necesario esperar a los Presupuestos Generales del Estado de 2023 para abordar algunas medidas que plantee el comité de expertos, según ha confirmado la propia ministra de Hacienda.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 incorporan pocas novedades fiscales, siendo la más importante el establecimiento del tipo mínimo del 15% para las empresas que facturen más de 20 millones de euros, con la que el Gobierno espera recaudar unos 400 millones de euros.

Junto con este cambio en el Impuesto sobre Sociedades, las cuentas del próximo año solo incorporan otras dos novedades fiscales: la congelación del sistema de módulos por el que tributan gran parte de pymes y autónomos y la reducción de las aportaciones individuales a planes de pensiones con derecho a deducción, que se compensa con el aumento de las aportaciones a los planes de empresa, aunque se mantiene como aportación total la cifra de 10.000 euros anuales como máximo.

COMPROMISO DE REDUCIR EL DÉFICIT Y LA DEUDA

Montero ha defendido, además, que el compromiso con Bruselas es «muy claro» y, pese a la suspensión de reglas fiscales este año y el próximo, España reducirá a lo largo de los próximos años con medidas fiscales y a través de un crecimiento sostenido de la economía el déficit y la deuda, sin reducir el gasto público.

«El crecimiento de España es sostenido y sólido y se está traduciendo en mayores oportunidades con este Presupuesto», ha asegurado la ministra, que ha destacado la especial atención que prestan las cuentas públicas del próximo año a los jóvenes.

Publicidad