La revolución digital, ¿oportunidad perdida en España?

La digitalización ya está aquí. Abarca todo y a todos. Empresas y trabajadores. Con una velocidad a la que no se está adaptando la legislación. Pero falta un marco legal que acabe de englobar la nueva era tecnológica. Que todos queden reconocidos porque el cambio es trascendental.

Así lo plasmaron diversos expertos en jornada ‘Tendencias tecnológicas que cambiarán nuestra sociedad’, organizada por el Consorci de la Zona Franca, la Fundación Incyde, la Cámara de Comercio de España y con el respaldo de fondos de la Unión Europea.

La revolución que transforma todo

La economía se adapta o muere. Lo saben las empresas, que ya trabajan en adaptarse al mundo digital para no quedar al margen. No es algo que haya que esperar. “Ya está aquí”, recordó Cristian Rodríguez, del Barcelona Tech City. Una etapa a la que hay que adaptarse a base de pequeños procesos que acaban generando una “revolución”.

En ese cambio total, Rodríguez puso el foco en la necesidad de legislar para enmarcar los nuevos modelos dentro de la legalidad. Un marco que “puede generar nuevos modelos, nuevos actores”. A su vez, fomenta la entrada de grandes compañías, que dan fuerza, credibilidad, a los negocios disruptivos.

En este sentido, Roger Montañola, socio de Diplodat Technologies, advirtió de que “si los reguladores no se suben a este tren tendremos un gran problema”. Y eso puede ser catastrófico, abocando al fracaso. Partimos, de hecho, de una situación poco ideal, al existir una brecha entre los líderes políticos y los tecnológicos que impide que ambos mundos avancen al unísono. Por eso ve necesario “conectar responsables” para que “nadie se quede atrás”.

El impulso, desde el sector privado

Aleix Valls, CEO de Liquid, recordó que el impulso no viene ahora desde el sector público. Ni Amazon ni Google han precisado un céntimo público para triunfar, lanzó. Las leyes, así, van a rebufo, adaptándose a lo que surge.

“La transformación es extremadamente rápida, tan rápida que a veces no permite una transición”. Ni en empleo ni en legislación, planteó. Por eso, es algo que hay que trabajar desde ya.

En esa línea, Teodoro García, doctor Ingeniero de Telecomunicaciones, afirmó que vivimos un “cambio de época” de carácter transversal, que llega a todo. Finanzas, medicina, producción. Cada vez será más importante el dominio de las tecnologías en el currículum, afirmó.

Falta inversión

Lo de la digitalización, de nuevo, es algo que ya vivimos. “No son cosas que van a venir, en alguna parte del mundo ya están pasando”, incidió Josep María Martorell, director asociado del Barcelona Supercomputing Center. Hay tres razones que lo explican: el avance científico, la capacidad de utilizar los datos a gran escala y la existencia de un hardware que lo aguanta todo, que cada diez años multiplica por 1.000 su capacidad.

¿Es suficiente? Martorell plantea que no. Falta inversión. Hay que revertir la tendencia. “Tiene que pasar algo”, dijo. Sin mayores avances, “perderemos posibilidades”, alertó.

Loading...