La seguridad del aeropuerto de Barcelona anuncia huelgas indefinidas de 24 horas

Los 360 vigilantes de los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat, pertenecientes a la empresa Eulen Seguridad, harán huelga indefinida de 24 horas a partir de mediados de agosto, según ha podido confirmar LaVanguardia.com de fuentes del comité.

En torno al 93% de los trabajadores han votado este miércoles endurecer la convocatoria que habían realizado la pasada semana y que suponía paros de dos horas por la mañana y dos horas por la tarde todos los viernes, domingos y lunes a partir del 4 de agosto.

Afectará a partir de mediados de agosto

Esta huelga parcial será la que regirá desde este viernes, ya que la nueva convocatoria se debe registrar en Treball y el proceso hasta que esté vigente se alarga entre diez o doce días, lo que retrasará hasta mediados de agosto el inicio de la huelga total indefinida.

En cualquier caso, se deberán imponer servicios mínimos. Los trabajadores temen que la exigencia sea de mínimos del 100%, lo que impedirá un ejercicio efectivo del derecho a huelga.

Culpan a Eulen y Aena de sus condiciones

El origen del conflicto que ha movilizado a los trabajadores se haya en una supuesta mala retribución por parte de la empleadora, falta de formación y unas condiciones laborales marcadas por una fuerte exigencia, falta de descansos y bajo una situación de estrés constante.

Hasta el momento la mediación de Treball no ha dado frutos, ya que los trabajadores exigen que en la mesa de negociación, además de Eulen, se siente Aena, quien contrata a la empresa. “Tiene parte de la culpa”, apuntan a este medio fuentes sindicales.

“Van a haber muchos problemas, se van a perder muchos vuelos”, decía Juan Carlos Giménez, asesor del comité de huelga, a LaVanguardia.com hace una semana, cuando aún no se atisbaba el paro total. Según las aerolíneas, unas mil personas han perdido sus vuelos durante la huelga de celo de los empleados de esta última semana. Con un paro total, la situación iría a peor.

Loading...