La seguridad del aeropuerto de El Prat amenaza con huelgas y el caos desde agosto

Los 360 vigilantes de los controles de seguridad del Aeropuerto de El Prat han convocado una huelga indefinida con la que pararán cuatro horas diarias –en tramos de una hora- cada viernes, domingo y lunes desde el 4 de agosto. Protestan por condiciones laborales que generan estrés y repercuten en la calidad en los controles.

Las colas serán inevitables. “Van a haber muchos problemas, se van a perder muchos vuelos”, alerta Juan Carlos Giménez, asesor del comité de huelga. Sus reclamaciones se dirigen a Eulen Seguridad, la empleadora, y Aena, quien contrata a la prestadora del servicio. “Aena es más culpable porque tiene que garantizar las condiciones”, dice Giménez. En Madrid, donde la empleadora es Prosegur, se plantean acciones similares.

De conflicto laboral a problema de seguridad

Los trabajadores de El Prat recogen sus reclamaciones en un comunicado. Afirman que falta personal –por momentos se trabaja con el 60% necesario- y que por ello “se debe trabajar al 200%”, comenta Giménez. Es algo que genera agotamiento físico y psíquico “en poco rato”. “Al final, lo haces todo rápido y mal, no se puede garantizar la efectividad”, advierte.

Eso se traduce en una menor atención de los empleados, a quienes ni se les respetan los descansos, denuncian. “Implica bajar la seguridad. Se te puede pasar algo en una maleta, en un cacheo… La seguridad de millones de personas queda en peligro”, sigue. Así, lo que es un tema laboral acaba siendo un problema de seguridad, justo “en unos tiempos en los que los controles son extremadamente necesarios”.

65 afectados en un año

Asimismo, creen no estar bien retribuidos –se han eliminado pluses- y tachan la formación a nuevos empleados de insuficiente. Ante la problemática, Aena puede sancionar a la prestadora. “La solución no es multarles, sino dar los medios necesarios”, apunta. En total, la situación que denuncian ha generado 30 excedencias y 35 bajas médicas por estrés en el último año.

La huelga de los vigilantes seguiría al lío de los controles de pasaportes desbordados antes del verano, aunque los trabajadores ligan esto a otros factores, “como el boicot de Madrid al Aeropuerto de El Prat”. Los servicios mínimos que se impongan podrían ser totales, lo que impedirá el derecho a huelga según los vigilantes.

Colas en el control de pasaportes en El Prat, el pasado mayo Colas en el control de pasaportes en El Prat, el pasado mayo (Ana Jiménez)

Mediación en Treball con Mossos e Interior

Tras requerimientos de este diario, Eulen Seguridad, la empresa que emplea a los miembros de la seguridad en cuestión, evita entrar en el conflicto y se escuda en que “no suelen realizar declaraciones” sobre disputas laborales.

Las partes han sido convocadas a una reunión de mediación en el Departament de Treball para el próximo martes, en la que se intentará arrimar posturas. En teoría acudirán representantes de los Mossos y del ministerio de Interior.

Los trabajadores piden que Aena también se presente a dicha mediación. Desde el gestor aeroportuario se mantienen al margen, al entender que es una cuestión de ámbito privado, comentan a La Vanguardia.

Aena afirma que no habrá problemas en los controles de pasaportes

Respecto a la problemática en los controles de pasaportes, Aena pide no mezclar situaciones y afirma que ya está solucionado, que se trató de algo “puntual” y que se ha subsanado con la incorporación de más personal.

“La operación salida –de julio- ha ido bien” y de cara al verano no se prevén problemas, afirman. De hecho, se apunta que la temporada estival en el aeropuerto arranca en marzo, con unas operaciones que se mantienen estables, “siempre con un volumen considerable”.

Aena asegura que la operativa estival ha arrancado con buen pie y no se darán problemas en verano Aena asegura que la operativa estival ha arrancado con buen pie y no se darán problemas en verano (Àlex Garcia)
Loading...