Inicio Economía La UE garantiza el suministro de gas tras la reducción anunciada por...

La UE garantiza el suministro de gas tras la reducción anunciada por Ucrania




La Comisión Europea (CE) ha querido restar importancia este miércoles al repentino corte del tránsito de parte del gas ruso que fluye por Ucrania hacia la Unión Europea. Pese a considerar que puede tener un cierto impacto, aseguran que no generará "ningún problema inmediato para la seguridad de suministro".

Kiev ha detenido el flujo de gas a través de la estación de Sojranovka, ubicada en una zona de la región de Lugansk, en el este del país, que está controlada por las tropas rusas. El operador del sistema de tránsito de gas de Ucrania, GTSOU, ha explicado que no dispone de control operativo o tecnológico sobre la estación y ha propuesto, como alternativa, redirigir el flujo del combustible a través de otro punto de interconexión.

Sin embargo, el consorcio de gas ruso Gazprom ha replicado que eso es "técnicamente imposible" y ha asegurado que no ve impedimentos para la continuidad de los suministros a través de las estaciones acordadas.

Ucrania corta el flujo de gas en el Donbás por "causas de fuerza mayor"

Más allá de esta disputa, un portavoz del Ejecutivo comunitario le ha transmitido a Efe que, "si bien estos acontecimientos pueden tener un impacto en parte del tránsito de gas a la UE, no generan ningún problema inmediato de seguridad de suministro para la UE". La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, hablará este miércoles con el ministro de Energía de Ucrania, German Galushchenko, sobre este asunto.

Corte del 11% de todo el gas que llega a Europa

Por Ucrania discurre un tercio de todo el gas ruso que llega a Europa, si bien, por el gasoducto afectado discurre a su vez un tercio del suministro que llega a través del país actualmente atacado por Rusia. Esto hace que el 11% de todo el gas que llega a Europa quede ahora cortado, con base en los datos de mayo. Desde hace tres semanas, el bombeo de gas había disminuido por el tubo ahora cerrado, pero, de forma simultánea, ha aumentado en el otro restante, el de Sudzha, según los registros europeos hasta esta semana.

"Las autoridades ucranianas informan que desde esta estación compresora (Sojranovka) se han realizado desvíos no autorizados de gas a áreas del país controladas por Rusia. La situación actual es claramente el resultado de las acciones de la parte rusa. Ucrania ha sido un socio de tránsito fiable durante muchos años", ha señalado la CE.

Las autoridades ucranianas han solicitado a la gasística rusa Gazprom que canalice el tránsito de gas a través de una ruta alternativa que tenga capacidad disponible, como la de Sudzha.

"Tenemos entendido que aún no se ha recibido una respuesta", ha indicado el portavoz comunitario, quien ha alabado los "esfuerzos" del personal ucraniano que trabaja "en condiciones extremadamente difíciles para mantener estable el sistema energético y garantizar que se cumplan sus obligaciones como país de tránsito a pesar de la guerra".

Reservas de gas del 80%

Los países de la Unión Europea han respaldado este miércoles la propuesta legislativa para establecer un almacenamiento mínimo de gas en el bloque del 80% el 1 de noviembre de este año y del 90% en los años siguientes (actualmente al 37,4% de su capacidad), con vistas a garantizar el suministro en el contexto de la guerra rusa en Ucrania.

En concreto, los embajadores de los Veintisiete Estados miembros han fijado sus líneas rojas respecto al proyecto de reglamento que ahora debe ser negociado con el Parlamento Europeo y que busca garantizar unas reservas mínimas de gas en el bloque en el próximo invierno y los sucesivos.

El corte del flujo de gas ruso hacia la UE se produce después de que el pasado 27 de abril Gazprom decidiera cortar el suministro a Polonia y Bulgaria por negarse a pagar en rublos, como exige un decreto aprobado por el presidente ruso Vladímir Putin a finales de marzo en respuesta a las sanciones de la UE.

Esa situación ha llevado a la Comisión Europea a pedir a los Estados miembros que aceleren sus planes de contingencia, si bien Bruselas dice que contaba con un "chantaje" energético de Rusia y asegura que la UE está preparada en caso de interrupción del suministro.

Reducir la dependencia del gas y petróleo ruso

El próximo 18 de mayo se espera que la CE presente los detalles del plan denominado 'RePowerEU', que busca reducir en dos tercios de las importaciones de gas ruso en el plazo de un año con vistas a la desconexión total en 2030.

En paralelo, y tras vetar el carbón ruso a partir del mes de agosto, la UE intenta aprobar un nuevo paquete de sanciones que prohibiría progresivamente el petróleo ruso si logra la unanimidad de los Veintisiete.

Sería a partir de 2023, aunque Bruselas negocia prórrogas con algunos países que se oponen al correctivo, especialmente Hungría, que ha dicho que dada su dependencia del petróleo ruso, tanto en suministro como en infraestructura, el embargo sería una "bomba nuclear" para su economía doméstica.

Publicidad