Las autonomías supondrán el 50% de la caída de la deuda pública hasta 2020

La lenta reducción de la deuda pública de España hasta 2020 vendrá dada en gran parte por el esfuerzo de las autonomías, que supondrán el 50% de la caída. En comparación al PIB, en la actualidad se sitúa en el 100,4% y caerá siete puntos en tres años, por lo que quedará muy lejos del 60% de objetivo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

La probabilidad de acabar por encima del objetivo es muy alta, del 70%, recoge el Observatorio de Deuda Pública elaborado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El ansiado 60% no se conseguirá hasta 2037.

Canarias, Madrid y País Vasco, mejor situadas

Las autonomías mejor situadas son Canarias, Madrid y País Vasco, que en 2020 rondarán un nivel cercano al valor de referencia (el 13% del PIB). No llegarán a ese nivel de referencia ni en 30 años Catalunya, Murcia, Comunitat Valenciana y Castilla-La Mancha. Sólo las corporaciones locales han sido capaz de alcanzar el valor de referencia ya en 2016, cuando registraron una deuda pública del 2,9% del PIB.

De cara al pago de esa deuda regional, se prevé que en 2017, en promedio, los habitantes de una comunidad autónoma necesitarían destinar 86 días de trabajo para pagar la totalidad de la deuda. En cambio, en País Vasco o Madrid esa cifra ronda los 50 días, mientras que en Catalunya (127), Castilla-La Mancha (134) y Comunidad Valenciana (152) llega a triplicarse.

En cuanto al pago de la deuda pública del conjunto nacional, los trabajadores de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia necesitan destinar aproximadamente un año de trabajo para pagar su parte del conjunto de la deuda pública total, mientras en que Madrid (198 días), País Vasco (205 días) y Navarra (218) se necesita trabajar en torno a 200 días.

Comunitat Valenciana, donde más días se necesita trabajar para pagar la deuda regional

Loading...