Inicio Economía Las claves de la nueva ley de vivienda

Las claves de la nueva ley de vivienda




El PSOE y Unidas Podemos han llegado este martes a un acuerdo para poner en marcha una nueva ley de vivienda que, entre otras medidas, incluirá la regulación del precio del alquiler a los grandes tenedores e impondrá un recargo a los pisos vacíos. Además, el Gobierno ha anunciado la puesta en marcha de un bono joven de vivienda por valor de 250 euros mensuales, con el objetivo de fomentar la emancipación de los jóvenes.

La norma, que será aprobada por el Consejo de Ministros «en las próximas semanas», llega tras casi un año de discusión en el seno del Gobierno de coalición, después de que en los últimos días se redoblaran los contactos entre los dos socios y aumentara la tensión en torno a la ley de vivienda por el rechazo de los socialistas a la regulación de los precios de los alquileres, que ha sido el auténtico obstáculo de las negociaciones. Estas son las principales medidas acordadas:

14 horas – La ley de Vivienda permitirá a las CCAA regular los precios del alquiler de los propietarios con más de 10 pisos – Escuchar ahora

Regulación del precio del alquiler

La nueva ley de vivienda incluirá la regulación el precio del alquiler para las personas jurídicas que sean grandes tenedores, es decir, aquellos con más de 10 viviendas. Deberán bajar por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionadas. Serán las comunidades autónomas quienes soliciten al Gobierno la declaración de estas zonas, por un tiempo máximo de tres años, ha informado Moncloa. Asimismo, a estos grandes propietarios también se les «retirarán los privilegios fiscales», han apuntado desde Unidas Podemos.

Aunque no hay una definición exacta de zona tensionada, el Ejecutivo apunta a que serán aquellos barrios o localidades donde el alquiler haya subido cinco puntos más que el IPC en los últimos cinco años y donde las familias destinen más del 30% de sus ingresos a pagar la renta.

En el caso de pequeños propietarios -aquellos con menos de 10 inmuebles- que se encuentren en zonas tensionadas, deberán congelar el precio de la vivienda a cambio de «incentivos fiscales», tal como proponía el PSOE al inicio de las negociaciones.

Simplemente por alquilar la casa, mantendrán una bonificación fiscal del 50% en sus ingresos. Además, esta bonificación puede ser de hasta el 90% si se rebaja el alquiler más de un 5%. La reducción será del 70% si alquilan la vivienda a jóvenes, explican fuentes del Gobierno. El Ejecutivo calcula que cerca de 150.000 pisos podrían ver regulado su alquiler con la nueva ley.

Más impuestos a la vivienda vacía

La nueva ley de vivienda también pondrá en marcha un impuesto a la vivienda vacía, «a través del recargo del IBI hasta el 150 %«. En plena negociación, Unidas Podemos llegó a reclamar que fuera del 200%, mientras que el PSOE defendía un 75 %. En este caso, serán los ayuntamientos quienes lo apliquen. 

Aunque aún no se conoce el borrador de la ley, según la última propuesta del PSOE esta medida afectaría a aquellos propietarios de al menos cuatro pisos y se consideraría vacía toda aquella vivienda que llevara más de dos años desocupada.

Aumenta el parque público de vivienda

Asimismo, habrá una apuesta por el parque público de alquiler: se reservará el 30 % de todas las promociones para vivienda protegida, de las cuales la mitad será para alquiler social. También se destinará al arrendamiento la mitad de aquella vivienda protegida de nueva planta o reformada.

En este sentido, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto-ley para regular los programas de rehabilitación residencial y construcción de vivienda social, dentro de los fondos europeos, para el que se destinarán 4.420 millones de euros. Entre otras medidas, se construirán 20.000 nuevas viviendas destinadas a alquiler social.

El Gobierno aprueba construir 20.000 nuevas viviendas para alquiler social – Ver ahora

Publicidad