Las comarcas metropolitanas de Catalunya rebasan en un 3% el nivel precrisis

El eje metropolitano de las comarcas de Barcelona superó en 2016 en un 3% la actividad que tenía en el 2007, con lo que consolida la recuperación que alcanzó en el 2015, según consta en el Anuario económico comarcal BBVA 2017. En cambio, las comarcas de montaña y las del Ebro se sitúan un 10% y un 14,5% por debajo de como estaban antes de la crisis. Josep Oliver, coordinador del anuario, explica que esas comarcas están por debajo porque “están muy vinculadas a la producción energética, que no fue muy bien estos años, y tampoco la actividad de la construcción”.

Oliver insistió ayer en que en el proceso de recuperación económica global de Catalunya se ha producido una “terciarización” de la actividad. “Lo que ha arrastrado al conjunto de la economía es la pujanza de los servicios”, reflexiona Oliver.

COMARCAS
COMARCAS (Rosa M.ª Anechina)

Aunque si se analiza de forma individual el comportamiento del año pasado se comprueba como la industria, con un crecimiento del 4%, superó a los servicios (+3,1%) y a la construcción (+3,2%). “En la industria lo que tira es básicamente el sector manufacturero, especialmente la alimentación, la química y la farmacia”, según Oliver.

En el conjunto de la comunidad, el crecimiento económico medido en términos de VAB fue del 3,4%. Por encima de la media se situaron las comarcas de la Catalunya central que avanzaron un 4%. El eje metropolitano de Barcelona creció un 3,5%. Por el contrario, las zonas con menor dinamismo fueron las comarcas de montaña (0,9%) y las Terres de l’Ebre (2,3%). Como se aprecia en el gráfico, sólo tres comarcas registraron el año pasado un retroceso en la actividad económica: Pallars Sobirà (-2,1%), Pallars Jussà (-0,9%) y Val d’Aran (-0,5%).

En términos de ocupación, el año pasado la afiliación creció en 112.000, lo que representa un alza del 3,7%. En el informe se apunta que la mejora de la situación es consecuencia de las reformas internas como las fiscales o las financieras y las externas como la actuación del BCE y la bajada del precio del petróleo.

Con relación a la construcción, Oliver avisa que pese a los avances sigue por detrás de los niveles previos a la crisis.

Loading...