Las empresas familiares piden a Rajoy reformas que faciliten su crecimiento y que dejen atrás la crisis

El Instituto de la Empresa Familiar (IEF) ha pedido al Gobierno reformas de calado para mejorar la actividad empresarial. En la clausura de su 25ª asamblea anual, este martes, el presidente de la institución, Ignacio Osborne, ha presentado los puntos clave de las 50 propuestas de reforma.

“Ahora que España comienza a superar la crisis, ha llegado el momento de acometer reformas de calado que hagan del país un sitio mejor para vivir y para desarrollar la actividad empresarial”, sostuvo Osborne. En este cuarto de siglo de existencia del IEF, España ha evolucionado a un tejido productivo “más sólido y un país mejor, más desarrollado y más justo”, completó.

Pero hay trabajo por hacer, y entre otras cosas se pide facilitar el proceso de creación de empresas y el crecimiento de las existentes.

El IEF destaca la creación de empleo

En una apuesta por el empleo, Osborne lo ve como algo indispensable para “mantener y mejorar el Estado de bienestar”. También lo interpreta como “resultado del crecimiento sano y rentable de nuestras empresas y de la creación de otras nuevas”.

Entre las cincuenta propuestas lanzadas al Gobierno destaca la búsqueda por la simplificación del marco regulatorio y normativo, puesto que “la actual maraña existente es responsable en gran medida del crecimiento de las empresas”. También sobresale la petición de someter a la gestión pública a auditorias como las que atraviesan las empresas. En el ámbito de la formación, se busca apostar por la formación dual y llevar a cabo un pacto de Estado por la Educación que destierre la desigualdad, porque si no será imposible sostener el Estado de Bienestar.

En estos 25 años, el IEF ha defendido el papel del empresario como fuente de empleo y crecimiento, incluso de “referente social”, resumió Osborne.

Rajoy anticipa “buenos momentos”

El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha estado presente en la clausura de la asamblea, donde ha repasado la salida de la crisis, gracias en parte al empuje de la empresa familiar. “Vienen por delante buenos momentos aquí y en el conjunto de la UE”, dijo Rajoy. En este sentido, anticipa al menos tres años de crecimiento económico positivo, gracias a que “se empiezan a disipar algunos condicionamientos políticos que podrían existir”, y ha indicado que lo que más le preocuparía sería un retroceso en las reformas ya aprobadas.

De cara al futuro, ha indicado que la reforma pendiente “más importante” es la relativa a las pensiones y ha aclarado que en el “corto plazo” el Ejecutivo no tiene la intención de modificar la normativa en materia de cotizaciones sociales. En relación a esto, ha afirmado que solo será posible bajar los impuestos con crecimiento económico y creación de empleo.

Don Javier Godó (Grupo Godó) e Ignacio Polanco (Prisa), durante la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar Don Javier Godó (Grupo Godó) e Ignacio Polanco (Prisa), durante la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar (Emilia Gutiérrez)
Loading...