Inicio Economía Las hipotecas bonificadas hasta 2.000 euros anuales más caras

Las hipotecas bonificadas hasta 2.000 euros anuales más caras




Las hipotecas con bonificación, es decir, las que reducen los tipos de interés a cambio de la contratación de otros productos asociados como seguros o tarjetas, pueden suponer para el cliente un desembolso de hasta 1.987,04 euros anuales más que si contratara una hipoteca del mismo importe pero sin bonificación.

Esta es una de las conclusiones de un informe publicado por la asociación de usuarios de productos financieros Asufin, que analiza las ofertas hipotecarias de CaixaBank, Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell, Bankinter, Abanca, Kutxabank y Unicaja.

Para hacer este estudio se ha utilizado el último importe medio de hipoteca facilitado por el INE, el del pasado febrero, que son 141.752 euros, con un plazo de amortización de 24 años, aplicado a una pareja de 35 años, variable fundamental para el cálculo del coste del seguro de vida en las distintas entidades.

580 euros de media más caras

Las hipotecas que se ofrecen con diferencial bonificado, es decir, el tipo de interés que se suma al euríbor para obtener el precio de la hipoteca, son finalmente 580 euros anuales de media más caras que las que no están bonificadas.

Los productos "vinculados" a la bonificación de la hipoteca son, en términos generales, la domiciliación de la nómina, que se pide en casi todos los casos, así como la contratación de determinadas tarjetas, seguros de vida y hogar, e incluso planes de pensiones o inversión, dice Asufin.

Kutxabank ocupa el primer puesto en la lista de entidades más exigentes a la hora de contratar este producto específico, que se encarece en 1.987 euros anuales debido a los requerimientos de contratación adicionales. A continuación se sitúa Unicaja, con un sobrecoste de 856 euros, y CaixaBank, con 769 euros.

En la parte más baja de la tabla se encuentran Abanca, cuya diferencia entre hipoteca bonificada y no bonificada apenas alcanza los 78 euros, o el BBVA, que suma 102 euros, añade el informe.

En cuanto a esos tipos de interés hipotecarios no bonificados, lo cierto es que tras la tendencia descendente de 2019 y 2020, en 2021 se inició una cierta estabilización que continúa este año, pero a la hora de contratar una hipoteca hay que analizar diversos factores, además de elegir un tipo fijo o variable.

Según los últimos datos del Banco de España, la tasa anual equivalente (TAE) de los tipos de interés fijos de las hipotecas para la adquisición de vivienda habitual cerró marzo en el 2,34 % después de llegar a alcanzar el 3,32 % en marzo de 2019.

Publicidad