Inicio Economía Las pensiones mínimas y no contributivas subirán en 2022

Las pensiones mínimas y no contributivas subirán en 2022




El Gobierno ha acordado una subida de las pensiones mínimas y no contributivas del 3 % en 2022, como parte de los Presupuestos Generales del Estado aprobados este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha presentado las cuentas que, por primera vez, no determinan el incremento del resto de las pensiones: estas se calcularán más adelante vinculadas a la media del Índice de Precios de Consumo (IPC) del año anterior.

Así, los presupuestos para el próximo año han incluido exclusivamente la subida específica de las pensiones mínimas y no contributivas, una medida destinada a 10 millones de personas «con especial precariedad» dentro del grupo de pensionistas, según la ministra.

Montero ha anunciado que la partida de pensiones se incrementará un 4,8 % en términos agregados respecto al año anterior, alcanzando los 171.165 millones de euros. Asimismo, el Gobierno transferirá 4.000 millones de euros adicionales a la Seguridad Social para asumir gastos impropios.

El resto de pensiones se calcularán a partir de diciembre

La subida del resto de pensiones se comunicará «cuando se aproxime el momento», ha dicho la ministra, puesto que se calcularán con la inflación media entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021, como establece la ley de pensiones que se está tramitando el Congreso de los Diputados.

«Uno de los compromisos del Pacto de Toledo consistía en establecer un entorno cierto y seguro (…) para comprometernos con los pensionistas de que sus pensiones evolucionaran según el coste de la vida», ha afirmado Montero al anunciar los detalles del pacto alcanzado por los socios de coalición para las cuentas de 2022, tras varias semanas de negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos. «Ganan los pensionistas», ha sentenciado.

Tanto el Ministerio de Seguridad Social de José Luis Escrivá como Unidas Podemos han defendido que las prestaciones se calcularan cada año según el IPC medio del año anterior, y no por una cifra prefijada en los presupuestos. Así lo reflejaron en el Acuerdo de Pensiones, que establece que las pensiones no se reducirán en el caso de que la media resulte negativa. 

El Ejecutivo ha cerrado un presupuesto con el mayor gasto público de la historia y políticas que incluyen una nueva ley de vivienda. Se destinarán 6 de cada 10 euros a políticas sociales, con el fin de consolidar la recuperación de la crisis del coronavirus. Todo ello se financiará a través de la nueva partida de 27.633 millones de los fondos europeos y del aumento de la recaudación fiscal un 10,8 %, con la subida de impuestos a las grandes empresas, entre otros.

Publicidad