Inicio Economía Las plataformas deberán emitir un 6% en lenguas cooficiales

Las plataformas deberán emitir un 6% en lenguas cooficiales




Las plataformas de vídeo en línea como Netflix, HBO, Disney + o Amazon Prime deberán contar con un 6% de su catálogo en las lenguas cooficiales españolas: catalán, gallego y euskera. Esta norma se incluirá en el anteproyecto de Ley Audiovisual que el Gobierno plantea aprobar en las próximas semanas en Consejo de Ministros, y es fruto del pacto alcanzado con ERC para sacar adelante los Presupuestos de 2022.

Concretamente, los proveedores deberán ofrecer un 30% de contenido producido en Europa, un 15% en una de las lenguas oficiales españolas y un 6% en catalán, gallego o euskera. Así lo han explicado fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos, que confían en que la ley se apruebe en 2022 y esté plenamente operativa en 2023, una vez que se haya dado tiempo a las plataformas a adaptar su catálogo.

«ERC dijo que iba a conseguir cuotas e incentivos y es exactamente lo que se ha conseguido», ha detallado el portavoz del partido en el Congreso, Gabriel Rufián, tras anunciar el acuerdo logrado con el Ejecutivo y que blinda la legislatura. La aspiración inicial de los republicanos era de un 7,5%, aunque finalmente se ha rebajado la cuota.

Deberán ofrecer además contenido doblado y subtitulado

El acuerdo también incluye que, si el contenido ya está doblado o subtitulado al catalán, gallego o euskera, las plataformas tendrán que ofrecer esta opción siempre que sea técnicamente viable. Las fuentes ministeriales han explicado que esta «cierta obligación» no forma parte de la cuota del 6%.

Los costes de esta emisión los deberán asumir en su totalidad los operadores, y habrá un régimen de sanciones si incumplen con la norma, que se impondrán según la capacidad económica de cada plataforma.

Además, las fuentes del departamento que dirige Nadia Calviño han apuntado que la cuota de presencia de producciones en lenguas del Estado, que podrá ser producción original o adquirida, se computará «anualmente» y el control se llevará a cabo a través de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). 

A la nueva norma no estarán sometidos ni televisiones públicas como RTVE, ni las privadas, que ya tienen su propio régimen de cuotas de emisión y producción. Tampoco lo hará Youtube como plataforma de compartición de videos. Otra novedad es que se incrementa del 0,9% al 3,5% el porcentaje de catálogo correspondiente a productoras independientes.

Por otro lado, las fuentes han confirmado que la última versión del anteproyecto de ley elimina la obligación de financiar a RTVE que tenían anteriormente los operadores de telecomunicaciones. 

La futura ley tendrá que ser aprobada primero en Consejo de Ministros y después pasar el trámite parlamentario, por lo que su contenido todavía es susceptible de cambiar.

Publicidad