Las reformas en los autónomos costarán 1.000 millones de euros

La batería de reformas que prepara el Gobierno para el régimen de autónomos tendrá un impacto sobre las arcas públicas de unos 1.000 millones de euros. La cifra, adelantada por el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, pone en claro el coste de las medidas que se aprobarán este mes.

Entre 500 y 600 millones de euros se darán por la ampliación de la tarifa plana de 50 euros –de la que se benefician 350.000 personas- de seis meses a un año para los nuevos autónomos, para los que hayan cesado su actividad dos años antes y para las madres tras su reincorporación a la actividad.

La recaudación abre “márgenes”

Nadal, durante una jornada sobre los Presupuestos de la APD y Deloitte, ha citado el impacto de la nueva ley de autónomos como uno de los elementos a tener en cuenta en los Presupuestos de 2018. Al impacto de la nueva ley ha sumado el previsible incremento del gasto total en pensiones de las clases pasivas (funcionarios) y la necesidad de “mejorar un poco” el salario de los empleados públicos.

“Pero no tenemos mucho margen”, ha insistido, recordando que los Presupuestos de 2018 tendrán que ser negociados con los grupos políticos. En cualquier caso, ha explicado que “las cosas van mejor”, ya que la economía entra en su tercer año de crecimiento y empieza a haber “márgenes”, como el referido a la Ley de Autónomos, ya que la recaudación tributaria “va bien” y permite “cumplir el objetivo de déficit y tener algunos márgenes para el año que viene”.

Aún “a mitad de camino” de la recuperación

No obstante, ha advertido de que España todavía está “a mitad de camino” de la recuperación, ya que persiste un déficit superior al 3%, por lo que ha marcado la necesidad de utilizar “sabiamente” los recursos adicionales que se registren con una combinación de reducción del déficit y atención a los gastos más importantes”.

Respecto a las posibles bajadas de impuestos, ha indicado que Hacienda está negociando con otros grupos políticos cómo ir “encajando” las rebajas impositivas en los próximos ejercicios, como la referida a la disminución del IRPF demandada por Ciudadanos.

Eso sí, irá condicionada a la mejora de la economía y la reducción de los desequilibrios. Conforme lo vaya permitiendo la reducción del déficit, ha asegurado que el Gobierno estudia rebajas fiscales dirigidas a las áreas “con mayor capacidad de relanzar la economía”.

Las bajadas de impuestos, condicionadas a la marcha de la economía

Loading...