Las vacaciones ya no sirven para desconectar

Vaciones y verano. Palabras que se relacionan con descanso y desconexión. Puede que para muchos sea así, pero para otros es sinónimo de “vivir siempre conectados”, así lo define Pablo Foncillas, el anti gurú. “Y si por un lado desconectamos de mails de trabajo y redes sociales, por otro lado, también quizá tenemos más tiempo libre […] que dedicamos al ocio, o precisamente a leer noticias, libros o ver series en Netflix, por ejemplo”. Pero también el verano puede servir para aprovechar esos ratos del día y aprender algún idioma o perfeccionarlo a través de una aplicación para móvil, por ejemplo. Foncillas plantea un cambio de hábito familiar o personal: desconectar o aprender a ratos.

Si desconectamos de los e-mails y las redes socials, quizás tengamos más tiempo libre para leer”

Pablo Foncillas
Loading...