Lego no puede competir con las nuevas tecnologías y despedirá al 8% de su plantilla

Una estructura empresarial compleja y la mayor atención de los niños a las nuevas tecnologías han provocado que el fabricante danés de juguetes Lego, anuncie que despedirá al 8% de su plantilla. En total, 1.400 empleados sufrirán la regulación de empleo a consecuencia de una demanda débil que ha generado unos ingresos de 2.00 millones de euros durante el primer trimestre del 2017, entre el 3 y el 5% menos con respecto al año anterior.

“Estamos perdiendo impulso y estamos perdiendo productividad”, dijo el presidente del consejo de administración, Jorgen Vig Knudstorp, esta semana. “Hemos construido una organización cada vez más compleja y a la larga podría llevar al estancamiento o a un declive”. Más de un tercio de los despidos, entre 500 y 600 empleados, afectarán a Dinamarca, donde se encuentran 4.500 de los 18.000 trabajadores de la juguetera.

Se trata de la mayor crisis de la compañía desde 2003 y 2004

La disminución de las ventas y los recortes en la nómina profundizan la mayor crisis de la empresa con sede en Billund (Dinamarca) desde 2003 y 2004, cuando el fabricante de ladrillos de plástico informó de pérdidas récord. Después de una recuperación liderada por Knudstorp que convirtió a Lego en el fabricante de juguetes más rentable del mundo, las ventas se han vuelto a desplomar a medida que los niños pasan más tiempo con alternativas digitales, lo que ha llevado a rápidos cambios en la dirección ejecutiva de la empresa.

“Construiremos una organización más pequeña y más sencilla que la que tenemos hoy, lo que simplificará nuestro modelo de negocio y nos permitirá llegar a más niños”, señaló el presidente del consejo de administración, Knudstorp. La compañía resaltó en un comunicado que en los últimos cinco años ha construido una organización más compleja para sostener un crecimiento global de dos cifras y que es necesario simplificar su estructura para mantener la tendencia.

El presidente del consejo de administración, Jorgen Vig Knudstorp, reconoce haber creado una empresa con “demasiadas capas”

Lego, que es controlada por la familia del multimillonario danés Kirk Kristiansen, promovió al director general de operaciones, Bali Padda, para suceder a Knudstorp como máximo ejecutivo de la compañía a partir del 1 de enero, pero dijo el mes pasado que este sería reemplazado el 1 de octubre por Niels B. Christiansen, el anterior responsable del gigante danés de ingeniería Danfoss. Knudstorp, por su parte, asume la responsabilidad de haber creado una organización con “demasiadas capas y funciones traslapadas”, que “impide que la compañía pueda alcanzar su potencial de crecimiento”.

Muestra de la poca penetración que Lego está consiguiendo entre los niños se aprecia con su apuesta por la película “Lego Batman”, un film de animación con el superhéroe y los ladrillos de la compañía que no ha generado las ventas esperadas.

Las firmas minoristas también han destacado el debilitado atractivo de los productos Lego. En junio, el máximo ejecutivo de Toys R Us Inc., David Brandon, dijo que las ventas del fabricante danés de juguetes estaban sufriendo una “debilidad significativa en la demanda”. Por su parte, la línea de productos Star Wars de Lego “sigue siendo una de nuestras principales categorías a nivel mundial, pero ha disminuido ligeramente para nosotros este año”, ha afirmado Knudstorp.

Los minoristas también alertan de la caída de ventas de Lego

Loading...