Liberbank pierde 270 millones tras despojarse de buena parte de su ladrillo

Liberbank ha entrado en pérdidas y se ha anotado unos números rojos de 270 millones de euros al cierre de septiembre por un saneamiento extraordinario de más de 600 millones tras desprenderse de buena parte de su cartera inmobiliaria.

Este traspaso de activos, con un descuento próximo al 60% sobre su valor en libros, unido al esfuerzo por fortalecer el balance, ha hecho que Liberbank haya dotado de golpe más de 600 millones, según ha informado a la CNMV.

La salida del labrillo

En sólo nueve meses, el grupo creado por Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura ha reducido su exposición inmobiliaria en 1.044 millones, de los que 602 millones se han conseguido gracias a una operación suscrita con los fondos Bain y Oceanwood.

En negocio, el margen de intereses fue de 303 millones, un 10,7% menos, por la menor aportación de la actividad minorista. Los ingresos por comisiones se redujeron un 5,2%, a 130 millones, con lo que los ingresos típicos bancarios –intereses y comisiones- quedaron en 433 millones y el margen bruto cayó un 32,9%, hasta 500 millones, después de que el resultado de operaciones financieras se redujera un 77,6% en tasa interanual. Asimismo, los gastos de explotación bajaron un 2,2%, a 292 millones.

666 millones en saneamientos

Así, el resultado antes de provisiones o margen neto se situó en 182 millones tras reducirse un 56,4%, que se convierten en unas pérdidas de 463 millones antes de impuestos por un deterioro de activos de unos 232 millones y otros quebrantos por importe de 434 millones. Estas dos partidas hacen que el total de saneamientos de Liberbank ascienda a 666 millones.

Gracias a estas dotaciones el banco que dirige Manuel Menéndez eleva las coberturas del 40% al 50% y mantiene sus ratios de solvencia, tanto de CET 1, con el 10,3%, como el total, en el 12%, por encima de los requerimientos, antes de la ampliación de capital de 500 millones aprobada ya por sus accionistas.

Liberbank ha bajado su morosidad al 10,5%, lo que se traduce en casi 1.500 millones en un año o 225 millones en tres meses, por lo que mantiene su objetivo de reducirla hasta el 9% a cierre de 2017 y dejarla próxima al 5% en 2018.

Loading...