Inicio Economía Los empresarios no encuentran trabajadores estivales en Baleares por la falta de...

Los empresarios no encuentran trabajadores estivales en Baleares por la falta de viviendas




Los empresarios de Islas Baleares tienen problemas para contratar trabajadores de temporada. Sus futuros empleados no encuentran alquileres asequibles y con los precios disparados muchos se ven obligados a vivir en pisos patera o en su coche.

En su vehículo y con las ventanillas tapadas con papel de periódico. Así ha dormido Daniel durante las dos semanas que ha estado contratado como profesor en un instituto de Ibiza. Kaloyan, temporero, lo ha hecho en un piso compartido donde pagando de 300 a 500 euros por una cama.

Con la llegada de la temporada alta de turismo, el precio de los alojamientos en Islas Baleares se dispara por encima de los 3.000 euros al mes por vivienda, algo inalcanzable para muchos de estos empleados temporales.

Así, al ver imposible mantener unas condiciones de vida adecuadas, muchos han renunciado a trabajar esta temporada, algo que están notando los empresarios.

Hasta 500 euros por dormir en una cama de un piso compartido

Para estos trabajadores temporales, tener un empleo no es sinónimo de un sueldo y un nivel de vida dignos. Daniel explica que ha tenido que acudir a piscinas públicas para poder mantener su higiene porque, con su salario, "la única forma de ahorrar era llevar el ahorro al extremo".

Con su sueldo no se podía permitir un alquiler y se ha visto obligado a vivir en una situación donde parece imposible impulsar un proyecto de vida: "Mi padre a mi edad ya había formado una familia, tenía su propia empresa y todo... y yo estoy aquí, durmiendo en el coche", explica a TVE.

Con la llegada de la temporada alta de turismo, los precios de los alojamientos se disparan hasta superar los 3.000 euros mes un piso de dos habitaciones.

Sin embargo, esto es inalcanzable para trabajadores como Kaloyan Dimov, temporero, que explica a TVE que "lo único que he podido encontrar eran camas en habitaciones compartidas, y cada cama costaba entre 300 y 500 euros".

El encarecimiento de los inmuebles se intensifica en temporada alta y Jeffrey Fernández, delegado de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Ibiza (APIBIZA), indica a TVE que es "porque no hay suficientes inmuebles para la gente que viene a hacer la temporada para trabajar".

Menos trabajadores de diversas profesiones

Lo difícil no es encontrar trabajo, sino un lugar donde vivir. Por este motivo, muchos han decidido no venir esta temporada. Esto es algo que ya han notado los empresarios, que han recibido menos currículums en comparación con años anteriores y tienen dificultades para completar las plantillas.

Pero este fenómeno no se centra en temporeros, ya que en los últimos meses han llegado menos enfermeras para trabajar en la región. Verónica León, delegada del sindicato de enfermería SATSE de Ibiza, explica a TVE que muchas de estas profesionales se van de la isla porque no pueden mantener su nivel de vida. "En un solo mes nosotras contabilizamos unas 47 enfermeras. En un mes. Renunciaron a su contrato y se marcharon porque no se puede vivir en Ibiza", señala.

Para evitarlo, piden que el plus especial que cobran por insularidad se equipare al de las Islas Canarias.

Publicidad