Inicio Economía Los funcionarios solo podrán teletrabajar un día a la semana

Los funcionarios solo podrán teletrabajar un día a la semana




El Ministerio de Función Pública restringe el teletrabajo para los funcionarios a un máximo de un día a la semana, lo que supone la vuelta a la presencialidad desde el 1 de octubre, según ha confirmado el departamento que dirige Isabel Rodríguez. La decisión afecta a los 229.348 empleados públicos de la Administración General del Estado (ministerios, SEPE, Seguridad Social, Agencia Tributaria, etc)

CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), UGT (Unión General de Trabajadores) y CC.OO. (Comisiones Obreras). critican que «solo se contempla como excepción al trabajo presencial a las personas con cáncer, inmunodeprimidas o por motivos de cuarentena, en casos de repunte o para el personal que presta servicios en el exterior» por lo que no han suscrito la resolución.

CSIF, UGT y CC.OO. reclaman un Real Decreto que recoja el acuerdo sobre teletrabajo en AGE, que incluía un 40 % en presencia física y 60 % en trabajo telemático (3 días a la semana) y denuncian el retraso en su aprobación.

Señalan que «el Gobierno ha decidido retomar el trabajo presencial en la Administración General del Estado ante la evolución de la epidemia y restringirá el trabajo en modalidad telemática como máximo a un día de la semana (un 20 % de la jornada). Esta resolución sustituye a la anterior que permitía hasta cuatro días en modalidad no presencial.

Fin de la cita previa

Esta medida entrará en vigor el próximo 1 de octubre y a final de año se prevé finalizar el sistema de cita previa.

La resolución también establece que las reuniones serán presenciales con carácter general o en modo mixto; levanta la prohibición a los viajes, aunque dando prioridad a las videoconferencias; prioriza que los cursos sean on line; e incentiva también los medios telemáticos para las pruebas selectivas.

CSIF considera que esta resolución «no reúne los requisitos necesarios para garantizar en las mejores condiciones la vuelta al trabajo presencial». UGT exige que se dote a las unidades que realizan atención al público de los «recursos humanos necesarios para garantizar de forma satisfactoria la prestación del servicio».

Desde UGT muestran su perplejidad porque «en un primer momento su intención era hacer desaparecer la modalidad no presencial de prestación del servicio, después se permitía realizar hasta un 20% de la jornada de trabajo semanal por medios telemáticos, hoy nos sorprenden con la posibilidad de trabajar a turnos en días alternos por razones de salud laboral. Esto no es serio. Es una tomadura de pelo«.

Por su parte Comisiones Obreras, considera «una irresponsabilidad exigir un retorno brusco al trabajo presencial» y que «no hay justificación para establecer dos velocidades en el regreso a los centros de trabajo». Denuncian que «se está usando la pandemia para vulnerar los derechos de la plantilla».

Los sindicatos proponen un modelo similar al acordado para la etapa de normalidad, una vez finalizada la pandemia, pendiente de trasladar a la norma correspondiente. Argumentan que su propuesta (3 días de teletrabajo) es conforme con la Ley 2/21 que indica que «deben adoptarse medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo y la potenciación del teletrabajo».

De esta manera se podría retornar a la presencia física «con máximas garantías de seguridad de todos los empleados públicos» y desarrollar el trabajo telemático «que ha sido muy positivo en la Administración General del Estado», reza el comunicado de CSIF.

Publicidad