Inicio Economía Los impuestos que planea cambiar Sánchez

Los impuestos que planea cambiar Sánchez

Actualizado 12/09/2018 12:47:00 CET

   MADRID, 12 Sep. (EDIZIONES) –

   El ejecutivo de Pedro Sánchez ha comenzado las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 y las intenciones del Gobierno socialista pasan por aumentar la recaudación, subiendo los impuestos, para aumentar el estado del bienestar y para dar marcha atrás a los recortes del Partido Popular, sin que esto afecte “ni un céntimo” a las clases medias trabajadoras.

Para ello, los principales impuestos que se están barajando modificar en este momento afectan tanto a las personas físicas como a las empresas, con especial atención al medio ambiente. A continuación, desde Mercado Financiero, recopilamos qué impuestos se contemplan que suban o bajen, en este momento de las negociaciones.   

1.- IRPF

   Una de las propuestas más firmes por ahora es aumentar el gravamen a las rentas más altas. A pesar del baile de cifras, parece claro que aquellos contribuyentes con más rentas anuales superiores a 140.000 o 150.000 euros sufrirán una subida en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

   En principio, esta subida del IRPF a las rentas más altas afectaría al 0,46% de los declarantes, es decir, a 90.788 contribuyentes, y recaudaría 400 millones de euros más al año, según las estimaciones de Gestha. El sindicato ha estimado que, si tal medida sale adelante, los afectados deberán contribuir con una media de 4.400 euros más anualmente, lo que se traduciría en un incremento del 2,1% de su factura fiscal.

2.-IMPUESTO AL DIÉSEL

   La polémica entorno al impuesto al diésel ha estado servida estas semanas. En un primer momento, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguraba que el diésel tenía “los días contados”. Más tarde, la propia Ribera reconoció que estas palabras “no fueron acertadas”.

   Apenas unos días después, la titular de Industria, Reyes Maroto, calificaba de “globo sonda” la subida de impuestos al diésel, en el mismo día que el presidente del Gobierno aseguraba que la subida de impuestos al diésel irá incluida en el anteproyecto de Ley de Presupuestos.

   Asimismo, Sánchez ha asegurado que los conductores profesionales quedarán exentos de dicha subida y destacó que el gasóleo es un combustible “altamente contaminante” y que el PSOE lidera un Ejecutivo “ecologista” y “comprometido con la transición ecológica”. Sin embargo, más allá del impuesto al diésel, aún no se han concretado más medidas recaudatorias en el marco de la ‘fiscalidad verde’ que planea el Gobierno.

3.-IMPUESTO AL SOL

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció en el Senado que el Gobierno eliminará el llamado ‘impuesto al sol’, que grava el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo en España, antes de que acabe el año mediante un anteproyecto de ley.

Asimismo, la ministra ha añadido que prevé facilitar que este consumo se comparta en el ámbito urbano y doméstico y se eliminen las “dificultades burocráticas” en las que incurre el actual sistema.

4.-IMPUESTO A LA BANCA

El Gobierno va a aprobar un impuesto a los bancos para ayudar a financiar las pensiones, si bien no está claro si se concretará como gravamen a las transacciones financieras –también conocido como ‘tasa Tobin’– o como impuesto a la banca.   

La ministra de Economía cree que lo “ideal” sería que este impuesto se estableciera en el ámbito europeo y asegura así lo está impulsando España tanto en el OCDE como en la UE, pero si no es posible, ha afirmado que “habrá que establecerlo” en la economía española.

A pesar de la oposición de los bancos, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal considera que “no está claro” que este impuesto se acabe trasladando a los clientes.

5.- TASA DIGITAL

   El Gobierno pretender que estos Presupuestos cubran las áreas económicas del siglo XXI que no están dentro de la fiscalidad. Por ello, el Ejecutivo está trabajando ya en un borrador de impuesto digital que afectará a las grandes empresas tecnológicas, como Google o Amazon, en línea con la estrategia comunitaria europea.

El Gobierno ve necesario equiparar cuanto antes las nuevas actividades económicas a las tradicionales para evitar que existan empresas que no estén gravadas en el país en el que se generan esos recursos. “No se trata solamente de la perspectiva recaudatoria”, ha asegurado Calviño, que defiende que esta tasa ayudaría a “tener un sistema fiscal más justo”.

6.-IMPUESTO DE SOCIEDADES

   Sánchez ha confirmado en el Congreso que pretende “rediseñar” el Impuesto de Sociedades con el fin de que el tipo efectivo de las grandes empresas se acerque al tipo nominal y fijar una tributación real mínima del 15% para los grandes conglomerados empresariales.

   “Nos inclinamos por poner un tipo mínimo en las grandes empresas y que no se puedan aplicar deducciones posteriores, porque el tipo teórico no se adecúa al real después de aplicar toda una arquitectura de deducciones”, ha explicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Asimismo, Montero ha explicado que el Gobierno quiere favorecer la igualdad desde la fiscalidad, por lo que estudiará deducciones para aquellas empresas que apuesten por la igualdad efectiva de hombres y mujeres.

7.-IVA

En cuanto a una modificación del Impuesto sobre el Valor Añadido, el líder de Podemos, Pablo Iglesias aseguró, al término de su encuentro de dos horas con el presidente del Gobierno, haber llegado a un acuerdo con Sánchez para “bajar los impuestos a los autónomos y a la gente humilde a través de una reducción del IVA en los productos de primera necesidad”, si bien, ni el Gobierno ni Podemos han concretado estas medidas.

En este sentido, la ministra de Hacienda también ha afirmado en sede parlamentaria que bajará el “IVA femenino”, lo que implicaría rebajar la ‘tasa rosa’ que grava los productos de higiene como compresas o tampones del 10% actual al IVA superreducido del 4%.

COTIZACIONES DE AUTÓNOMOS Y COPAGO SANITARIO, EN DEBATE

Por último, están en negociación dos asuntos económicos, que si bien no son impuestos, afectan al bolsillo de los contribuyentes: las cotizaciones de la Seguridad Social del régimen de autónomos y el copago sanitario de los pensiones.

   La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha trasladado a los autónomos, en una reunión con ATA y UPTA, que la Administración luchará por una reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, especialmente en materia de cotización.

   Valerio ve necesario adecuar las cotizaciones de los trabajadores autónomos a sus ingresos reales, teniendo en cuenta que los que tengan rendimientos por debajo del salario mínimo interprofesional deberán tener un tratamiento especial, “tipo tarifa plana”.   

   En cuanto al copago sanitario de los pensionistas, la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha asegurado que el Gobierno se ha comprometido a estudiar la eliminación del copago farmacéutico propuesta por la formación ‘morada’.