Los inversores buscan valores refugio ante el riesgo de un conflicto en Corea

La extraordinaria tranquilidad que viven los mercados financieros desde mayo se rompió ayer abruptamente con la escalada de la tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte y llevó a los inversores a reducir sus activos bursátiles para comprar los activos “refugio” que se consideran más seguros en momentos de incertidumbre financiera. Así, el oro subió un 1,2%, marcando máximos de dos meses; el rendimiento del Bund alemán bajó hasta el 0,42%, el mínimo desde el 29 de junio, por las compras de inversores aceptando menores tipos de interés a cambio de la mayor seguridad, y subió un 1% la cotización del franco suizo (hasta 1,13 euros), la mayor alza en un solo día desde hace más de dos años y medio.

La evolución de los mercados estuvo marcada por los tuits del presidente de EE.UU., Donald Trump. En la noche del martes advirtió a Corea del Norte que enfrentaría “el fuego y la furia como el mundo nunca ha visto” y los portavoces de este país respondieron señalando que están estudiando un ataque contra la isla de Guam, un enclave de EE.UU. en medio del océano donde hay bases aérea y marítima. La tensión derrumbó los futuros del índice Dow Jones de la bolsa americana un 0,99%, mientras que de madrugada la Bolsa de Corea del Sur caía un 1,1% según el índice Kospi y la de Japón, un 1,29% en el índice Nikkei.

La divisa suiza subió un 1%, la mayor alza en un solo día desde hace dos años y medio

La confianza de los inversores, que ha llevado a que el Dow Jones haya cerrado 9 de los últimos 10 días al alza, atemperaron rápidamente estas caídas y Estados Unidos perdía al cierre de esta edición un 0,35%, hasta los 22.008 puntos. El retroceso se debía más al impacto de la caída de Disney, que llegó a perder un 4,2% tras anunciar que se retiraba de Netflix para crear su propio servicio de streaming. La volatilidad, que lleva todo el verano siendo muy baja, con el índice VIX alrededor de 10, se disparaba un 10,04%, hasta los 12,04 puntos.

“Las manifestaciones de Trump dispararon el nerviosismo por lo que puede pasar si el régimen de Kim Jong Un lanza misiles contra Corea del Sur o Japón. Los inversores han huido hacia la seguridad. Pero probablemente sea una tendencia que se revertirá pronto”, señaló Marc Garrigassait, gestor de Koala Capital Sicav y del Panda Agriculture & Water Fund. “Ya en marzo vimos una minicrisis, cuando Corea del Norte lanzó misiles contra Japón, que provocó caídas en la bolsa pero pasó pronto. China ya se ha alineado con los países occidentales, por ejemplo en las sanciones aprobadas por las Naciones Unidas y lo más probable es que Pekín logre controlar que al final no pase nada”, añade.

La incertidumbre disparó el índice VIX, que llegó a subir el 10%, hasta los 12,04 puntos

La tranquilidad con que Wall Street se tomó la escalada verbal entre los dos países frenó las caídas de precios en Europa, aunque sus bolsas se mostraron, como sucede habitualmente en los últimos meses, más débiles que las estadounidenses. Así el índice paneuropeo, el Euro Stoxx 50, cerró con una caída del 1,37%, mientras que el Ibex bajó el 1,29% hasta 10.596 puntos, pero llegó a caer un 1,9% a lo largo de la mañana. “Los mercados odian la incertidumbre, que es exactamente lo que tenemos ahora”, señaló Ole Hansen, jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank. Los movimientos, además, se vieron amplificados por el escaso volumen negociado, típico de las jornadas veraniegas.

Loading...