Michael Kors compra los zapatos de lujo de Jimmy Choo por 1.157 millones

La compañía de moda y accesorios de lujo Michael Kors ha llegado a un acuerdo para adquirir la británica Jimmy Choo , de zapatos de alta gama, por unos 1.157 millones de euros –1.350 millones de dólares-. La marca exploraba ofertas de compra desde el pasado mes de abril.

La firma estadounidense ha recibido ya la adhesión irrevocable de JAB Luxury –que pagó 500 millones por la firma en 2011-, directivos de Jimmy Choo y Sandra Choi, quienes controlan de forma agregada el 69,21% del capital y ha fijado un umbral mínimo de aceptación de su propuesta del 75%.

El 70% del capital acepta la oferta

Con la operación, aprobada por los consejos de administración de ambas compañías, los accionistas de Jimmy Choo recibirán por sus acciones una prima del 18% respecto a su precio al cierre de este lunes en Londres.

Michael Kors informó de que la operación, que espera cerrar a lo largo del cuarto trimestre de 2017, no está sujeta a ninguna condición de financiación, para lo que Michael Kors ha obtenido un crédito puente de JPMorgan Chase Bank y Goldman Sachs Bank USA para satisfacer determinados requisitos fijados por las autoridades británicas.

Mantiene al consejero delegado

“Creemos que Jimmy Choo está preparado para un crecimiento significativo en el futuro y nuestra empresa tiene el compromiso de apoyar el fuerte valor de marca que Jimmy Choo ha construido en los últimos 20 años”, declaró John D. Idol, presidente y consejero delegado de Michael Kors.

Asimismo, Idol añadió que Pierre Denis seguirá desempeñando el cargo de consejero delegado de Jimmy Choo, responsabilidad que ocupa desde 2012, mientras la directora creativa, Sandra Choi, seguirá liderando los equipos creativos y de diseño de la firma.

Jimmy Choo, que cotiza en Londres, fue fundada en 1996 por el diseñador homónimo y la periodista de Vogue Tamara Mellon. En 2016, la compañía facturó 430 millones de euros y registró un beneficio neto atribuido de 18,2 millones. La marca ganó prominencia a finales de los noventa, gracias a clientas de alto perfil como la difunta princesa Diana y la ficticia Carrie Bradshaw de la serie televisiva “Sex and the City”.

En 2016 facturó 430 millones de euros y ganó 18,2 millones

Loading...