Miguel Blesa, seis años de prisión por las tarjetas black

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, era uno de los artífices del caso de las tarjetas black, por lo que fue condenado a principios de 2017 a seis años de prisión. No obstante, no llegó a entrar en prisión debido a que, junto al presidente de Bankia Rodrigo Rato, había recurrido la sentencia al Tribunal Supremo y estaba pendiente de resolución.

A pesar de que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado la prisión eludible bajo fianza de entre 75.000 y 100.000 euros hasta entonces, la Audiencia Nacional desestimó imponer tal cantidad. Blesa había sido condenado con la pena más grave de todos los acusados por las Black. Acusado de un delito de apropiación indebida y absuelto del de administración desleal, la Audiencia estima que gastó 436.688 euros en gastos propios a través de las tarjetas opacas.

Blesa fue condenado a la mayor pena de todos los acusados

En concreto, la Audiencia Nacional sentenció que los consejeros y directivos de Caja Madrid habían cargado gastos personales por valor de 12,5 millones entre 2003 y 2012. En total, han sido condenados 65 personas con penas que van desde los tres meses a los 6 años de Blesa. El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha sido condenado a cuatro años y medio, a la espera del recurso ante el Supremo.

En 2014 Miguel Blesa también fue imputado por la venta de participaciones preferentes y deuda subordinada que Caja Madrid emitió en 2009 bajo su presidencia. Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad emitió 3.000 millones de euros en un producto arriesgado a personas sin conocimientos financieros.

Loading...