Monarch cierra y cancela todos sus vuelos

La aerolínea británica Monarch se ha declarado en insolvencia y ha dejado de operar este lunes, con lo que cancela todos sus vuelos programados. La decisión deja en tierra a 110.000 pasajeros en el extranjero, lo que ha obligado a la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) a intervenir y desplegar una treintena de aviones para repatriar a los afectados y a los pasajeros que volaban hoy. Otras 300.000 reservas quedan sin efecto.

Quinta aerolínea de Reino Unido, su quiebra –la más importante de una aerolínea del país- es una situación “sin precedentes”, según la autoridad competente. La portavoz de la CAA, Deirdre Hutton, ha pedido a los pasajeros paciencia y ha señalado que la “gran mayoría” de los clientes de Monarch que tenían previsto volar hoy al Reino Unido lo harán cuando termine la jornada. El ministro de Finanzas, Philip Hammond, afirmó que el sector vivirá una “reestructuración” tras la quiebra de la aerolínea.

La autoridad interviene para que los pasajeros no se queden sin volar

Monarch ha tenido que afrontar dificultades en los últimos años, especialmente tras la caída de mercados turísticos como Turquía y Egipto por la situación de inseguridad en esos países, lo que le obligó a competir en mercados como Grecia y España. La aerolínea transportó el año pasado a 6,3 millones de pasajeros a cuarenta destinos desde los aeropuertos de Gatwick y Luton, en Londres, y desde Birmingham, Leeds y Manchester.

El consejero delegado de la CAA, Andrew Haines, preció que el “alcance” de la operación de repatriación provocará “inevitablemente” una alteración en el viaje de los pasajeros. “Pedimos a los clientes que tengan paciencia mientras trabajamos contrarreloj para traerlos a todos a casa”, añadió.

Vuelos de Monarch en Gtwick, Londres, este lunes. En el panel se envía a los pasajeros a los mostradores de la compañía
Vuelos de Monarch en Gtwick, Londres, este lunes. En el panel se envía a los pasajeros a los mostradores de la compañía
(AP / Simon Stirrat)

El ministro de Transporte, Chris Grayling, dijo este lunes que ha dispuesto “la mayor repatriación en tiempos de paz” y reconoció que es “una situación muy angustiosa para los turistas británicos que están en el extranjero”.

Volaba a cuarenta destinos y transportó 6,3 millones de personas en 2016

Loading...