NH Hoteles aúpa a un independiente en plena crisis con sus inversores chinos

El consejero independiente de mayor antigüedad de los tres que toman asiento en la cúpula de NH Hotel Group pasa a formar parte del comité delegado de la hotelera, su máximo órgano rector. El encumbramiento de Carlos González Fernández llega en plena guerra de acusaciones de parcialidad entre el equipo gestor y el fondo chino HNA.

 

Un escueto hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) explica que la decisión se ha tomado por unanimidad del consejo de administración, órgano en el que ya no resta representación alguna de los inversores asiáticos, a pesar de que se mantienen como primeros accionistas de la hotelera española. Hasta el momento, la comisión delegada estaba integrada por el presidente de la cotizada, Alfredo Fernández Agras; su número dos y máximo ejecutivo de Hesperia, José Antonio Castro; y los vocales Paul Johnson (externo) y Francisco Javier Illa (dominical).

 

González Fernández tomó posesión de su lugar como consejero independiente de NH en junio de 2011. Desde entonces, se ha enfrentado a una única reválida en la que fue reelegido por otro periodo de cuatro años que llegaría a su fin en 2019. En ese momento, en aplicación del nuevo código español de buen gobierno corporativo, su vinculación con la compañía debería terminar.

 

El que fue presidente de la consultora Arthur Andersen, fusionada con Deloitte en el año 2003, también se sienta en los consejos de Corporación Financiera Alba, brazo inversor de Banca March, y de Sotogrande, filial de la hotelera. Además, tiene un puesto en la comisión de auditoría y control de NH Hoteles, en cuya web corporativa figura un currículum donde se detalla que fue miembro de la comisión de auditoría de Novagalicia desde su adquisición por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) hasta julio de 2013, así como del consejo asesor de Agbar.

 

En una reciente carta abierta, los inversores chinos denunciaban que el actual presidente “ha usurpado” labores de carácter ejecutivo y reclamaban una urgente remodelación del consejo de administración de la sociedad. Así se exigía que el actual equipo gestor pusiera “en marcha el fichaje de un nuevo CEO” con todas las funciones ejecutivas que el nuevo presidente del consejo, privado de estas potestades por el estatuto interno de la sociedad, se ha arrogado sin pasar “los filtros corporativos” para hacer uso de ellas, según criticaban. Asimismo, subrayaban que Alfredo Fernández “carece de experiencia en el sector hotelero”.

Loading...