Nueva polémica por la prospección de hidrocarburos cerca de Canarias

En enero de 2015 la compañía española Repsol decidió abandonar la búsqueda de hidrocarburos en aguas próximas a las Canarias, después de que el sondeo de la zona denominada Sandía diera resultado poco atractivos para la explotación comercial de gas. Las prospecciones autorizadas en estas aguas territoriales españolas por el ministerio de Energía provocaron una importante respuesta de entidades ciudadanas y grupos ecologistas, preocupadas por el impacto que podría tener en las Canarias cualquier vertido de petróleo. (Ver más información en La Vanguardia )

La polémica sobre las prospecciones de hidrocarburos cerca de Canarias parecía totalmente zanjada hasta ahora, cuando se ha conocido que Marruecos a concedido un permiso a la empresa italiana ENI para explorar los recursos de gas y petróleo en una zona cercana a la estudiada por Repsol. El caso abierto ahora se centra en una franja del Atlántico situada entre la costa de Tarfaya y la mediana que separa la zona bajo jurisdicción marroquí del espacio marítimo de Canarias administrado por España.

Una nota informativa difundida por ENI el pasado 20 de diciembre indica que esta empresa italiana ha firmado un acuerdo petrolero con la compañía estatal marroquí ONHYM para trabajar en la zona conocida técnicamente como Tarfaya Offshore Shallow.

Mapa difundido por ENI sobre los permisos de prospección en los que participará en la costa de Marruecos y el Sahara, en la parte inferior izquierda se encunetran las Canarias
Mapa difundido por ENI sobre los permisos de prospección en los que participará en la costa de Marruecos y el Sahara, en la parte inferior izquierda se encunetran las Canarias (LV)

La empresa precisa que se trata de una zona marítima de 23.900 Km2 situada frente a las costas de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya y adjunta un plano de situación, en el que se puede observar que se trata de una área colindante con la que Repsol exploró en 2014 con licencia española, frente a las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

ENI detalla que ha sido autorizada a perforar en aguas con profundidades que van “desde cero hasta 1.000 metros”, en las que tiene expectativas de hallar “hidrocarburos líquidos”.

En su momento, Repsol solo realizó una de las dos perforaciones para las que recibió permiso en aguas españolas, pero pocas semanas después abandonó el proyecto tras reconocer que había encontrado trazas de hidrocarburos, pero sin la calidad y la cantidad necesaria para que le resultara rentable seguir con su búsqueda y explotación.

Las prospecciones que se dispone a hacer ENI en esa misma zona del Atlántico entre Canarias y Marruecos han vuelto a generar controversia en las islas, cuyas instituciones se opusieron con fuerza a los permisos de Repsol, por temor a que una actividad petrolera en esa zona dañase una zona de alto valor ambiental y pusiera en peligro su principal industrial, el turismo.

Su preocupación se ha reactivado al conocerse los planes de Marruecos, que han llevado al presidente de Canarias, Fernando Clavijo, a pedir una entrevista para tratar el asunto con el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y a anunciar que está dispuesto a acudir también a la Comisión Europea.

Queja del presidente del Cabildo de Gran Canaria

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), ha opinado hoy que el Gobierno central “no puede eludir su responsabilidad con Canarias” en las prospecciones petrolíferas que va a hacer ENI con permiso de Marruecos, porque en su día apoyó las de Repsol en esa misma zona, según informaciones difundidas por Efe.

Y lo hizo, ha subrayado, “en contra de las instituciones y la población isleña”, que se manifestó en contra los proyectos de Repsol para buscar hidrocarburos frente a Lanzarote y Fuerteventura.

En declaraciones realizadas durante la constitución del Consejo Asesor de la Energía del Cabildo, Morales ha criticado también al Gobierno de Canarias (CC), por pedir a Marruecos que opte “por las renovables, al tiempo que para las islas apuesta por el gas”.

La preocupación expresa por autoridades regionales y grupos ecologistas durante los últimos días llega de forma paralela a algunas informaciones que indican que el Gobierno español no anuló los permisos concedidos a Repsol para las prospecciones cerca de Canarias sino que fue la compañía española la que decidió paralizar sus investigaciones simplemente por cuestiones comerciales.

Loading...