OHL vende su filial de concesiones al fondo IFM por 2.235 millones

Tras las desinversiones cerradas en el último año y mientras un grupo chino estudia entrar en el capital de la constructora

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

OHL ha acordado vender toda su filial de concesiones de infraestructuras, OHL Concesiones, al fondo australiano IFM Investor, una operación que se estima se cerrará por un importe de 2.235 millones de euros, según anunció la empresa.

La compañía controlada por el grupo Villar Mir enmarca la operación en el proceso de saneamiento y reestructuración que emprendió a mediados del pasado año para reducir su endeudamiento.

En el marco de este proceso, OHL colgó el pasado mes de junio el cartel de ‘se vende’ en su rama de concesiones, si bien en un principio con intención de buscar un socio para venderle menos de un 50% de su capital con el fin de mantener así una participación y el control del negocio.

No obstante, la compañía ha resuelto acceder a la oferta de compra planteada por IFM por el 100% de la filial, que cuenta con una veintena de concesiones de infraestructuras de España y Latinamérica.

Entre ellas figuran quince autopistas de peaje repartidas por México, Chile, Perú y Colombia, instalaciones en dos puertos, el aeropuerto internacional de Toluca (México) y dos líneas de metro ligero en España.

La oferta de IFM, inicialmente de 2.775 millones de euros, se calcula que se quedará en los referidos 2.235 millones, una vez efectuados “los habituales ajustes de este tipo de operaciones, relacionados con su deuda, el tipo de cambio y la caja aportada a proyectos), según detalló OHL a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la transacción no se incluirán las dos concesiones quebradas que OHL tiene en España, la autopista Eje Aeropuerto, la que une Madrid y el aeropuerto de Barajas y la línea de Cercanías Móstoles-Navalcarnero.

‘VISTO BUENO’ DE VILLAR MIR

La constructora que preside Juan Villar-Mir prevé celebrar “tan pronto como sea posible” una junta de accionistas para aprobar la operación, que cuenta con el respaldo de su accionista de control, el Grupo Villar Mir.

Esta corporación ha asegurado su voto favorable a la venta en dicha junta al considerar que “se trata de la mejor opción para OHL y su interés social”.

En este sentido, la constructora indicó que, una vez la operación de cierre, no sólo liquidará su deuda corporativa, sino que logrará una “posición positiva de tesorería”.

Al cierre del primer semestre del año, OHL presentaba un endeudamiento neto de 2.892 millones de euros, de los que casi una tercera parte (un 28%) correspondía a la deuda con recurso a la matriz, que se situaba en 813 millones, un 11% más que a comienzos de año.

CASCADA DE DESINVERSIONES.

La venta de OHL concesiones no estaba inicialmente prevista en el plan de venta de activos que la compañía lanzó a mediados del pasado año, el ‘annus horribilis’ de la compañía en el que marcó su mínimo histórico en Bolsa, sufrió tres rebajas consecutivas de rating y registró las primeras pérdidas de su historia por su endeudamiento y los problemas surgidos en un conjunto de proyectos internacionales.

En virtud de dicho programa de desinversiones, en los últimos meses OHL ha vendido la participación que tenía en Abertis, donde llegó a ser segundo mayor accionista, parte del proyecto turístico de lujo mexicano de ‘Mayakoba’ y parte del de Canalejas de Madrid.

En paralelo, el Grupo Villar Mir también se ha desprendido de la participación de primer accionista que tenía en Colonial y actualmente trata de vender sus plantas hidroeléctricas.

Asimismo, en el caso de OHL, acuerda la venta de su filial de concesiones mientras recientemente reconoció haber abierto sus cuentas al gigante constructor chino China State Engineering Corporation (CSCE), que ha mostrado interés en tomar una participación en su capital.

PRIMERA FUENTE DE EBITDA DE OHL.

Tras la venta de Concesiones, OHL mantiene su tradicional actividad constructora, que actualmente reestructura para liquidar cuanto antes los proyectos internacionales fallidos y emprender nuevas obras rentables, además de la rama de servicios, con la que recientemente ‘saltó’ a Latinoamérica.

OHL Concesiones constituye la segunda fuente de ingresos del grupo, por detrás de la construcción, pero es la primera en cuanto a generación de beneficio bruto de explotación (Ebitda). En los resultados del primer semestre del año, el negocio concesional generó el 12% de la facturación y prácticamente todo el Ebitda.

El fondo IFM es un ‘viejo conocido’ de OHL, dado que es su socio histórico en el mercado mexicano. Las dos firmas controlan conjuntamente OHL México, la filial cotizada de OHL Concesiones que ostenta las autopistas que gestiona en el país.

Loading...