Inicio Economía Piquetes activos en el noveno día de huelga del metal en Cádiz

Piquetes activos en el noveno día de huelga del metal en Cádiz




El noveno día de la huelga indefinida del metal en Cádiz sigue con nuevas cargas policiales en el barrio de Río San Pedro de Puerto Real. Los agentes antidisturbios han lanzado pelotas de goma y botes de humo para intentar dispersar a los concentrados que arrojaban botellas, piedras y otros objetos parapetados tras barricadas con contenedores en llamas.

Los policías intentan disolver a los manifestantes que se han convocado bajo el lema Revolución. Lucha por tus derechos. Los antidisturbios han tenido que cargar hasta en tres ocasiones y lanzar gases lacrimógenos, según informa Arturo Lopo en TVE, en una tensa situación que se ha alargado más de cuatro horas.

El dispositivo cuenta con una docena de vehículos policiales desplegados y con un helicóptero de apoyo que sobrevuela la zona.

La huelga cuenta con el apoyo de la población que anoche se sumó a la lucha obrera con caceroladas desde los balcones. La provincia de Cádiz es una de las que más destrucción de empleo ha sufrido en los últimos 20 años y tiene una tasa del paro de más del 23 %.

14 horas – El metal sigue en la calle mientras busca un acuerdo – Escuchar ahora

En el centro de la capital gaditana, grupos de huelguistas están marchando de forma improvisada y cortan algunas calles de forma intermitente, pero de momento de forma pacífica, según informa Andrea Ventura en TVE. Los manifestantes quieren dejan claro que «son trabajadores» y que las escenas de violencia son ajenas a su voluntad.

Nuevas cargas policiales en Cádiz por la huelga del metal

En lo que va de huelga indefinida, más otros dos días de paros, se calcula que los obreros del metal que secundan la huelga podrían haber perdido de media unos 660 euros por cabeza. De cara a las Navidades, dicen que no les importa «comer mortadela», aunque no piensan aflojar en sus reivindicaciones.

Esta tarde a las ocho hay convocada una concentración oficial frente a la Subdelegación del Gobierno en contra de la “violencia policial” tras la manifestación del martes en la que se produjeron disturbios.

Nueva reunión

La mesa de negociación se celebra en la sede de la Consejería de Empleo en Sevilla, las partes han presentado sus propuestas y han parado para comer. Esta tarde seguirán intentando acercar posturas. El principal escollo para firmar el nuevo convenio colectivo provincial es la subida salarial. Los sindicatos la ligan al IPC para no perder poder adquisitivo mientras que la patronal quiere diferir el incremento hasta 2023.

En San Fernando, los huelguistas han lanzado una piedra que ha roto la luna de un autobús que transportaba al interior del astillero a operarios de Navantia, que no están llamados a la huelga.

Varios furgones de la Policía han interrumpido el tráfico de la carretera industrial al astillero de Cádiz, para evitar incidentes a primera hora de la mañana. En El Puerto de Santa María, los autobuses de Airbus han logrado entrar en el CBC, donde se ha recuperado la actividad, con algunos empleados de la industria auxiliar.

La polémica de la tanqueta

La polémica ha llegado con el uso de una tanqueta por parte del dispositivo policial. El delegado del Gobierno ha explicado que solo se usará en casos de «máxima tensión». Unidas Podemos ha pedido explicaciones al Ejecutivo y la ministra de Trabajo ha mostrado su malestar. Algo que, a juicio de Ana Vázquez del PP, intenta desviar la atención de la responsabilidad de la vicepresidenta segunda en el conflicto laboral.

Vázquez ha explicado en TVE que este tipo de bilndado no lleva material militar y que se ha utilizado de forma estática de manera habitual, por ejemplo, estacionado delante de la embajada de Estados Unidos en Madrid. También matiza que tanto los Mossos d’Esquadra como la Ertzaintza cuentan con estas tanquetas.

Esta mañana, un representante sindical ha señalado en el Canal24horas que el uso del blindado en un barrio obrero le parece «totalmente desproporcionado» y confía en llegar a un acuerdo con la patronal para poner fin al conflicto laboral.

Por su parte, la portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha pedido la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y del delegado del Gobierno en Andalucía y el subdelegado en Cádiz por las cargas contra los manifestantes durante la huelga del metal. «En Cádiz no hacen falta helicópteros ni tanquetas, sino una política industrial«, ha subrayado.

Publicidad