Inicio Economía Podemos propone que los presos que trabajan cobren el salario mínimo y...

Podemos propone que los presos que trabajan cobren el salario mínimo y un ‘doble’ paro

Podemos defiende que los presos que desarrollan trabajos en prisión o los sometidos a penas de trabajo en beneficio de la comunidad, cobren el salario mínimo interprofesional -actualmente en 735,90 euros– y tengan derecho, en su caso, a prestación por desempleo. Esta prestación no anula la percepción del llamado ‘subsidio de excarcelación’, establecido en 413,52 euros mensuales. 

El partido de Pablo Iglesias planteó la propuesta esta semana en el Senado, en forma de moción, rechazada por 21 votos en contra y 5 a favor. No obstante, se trata de una vieja reclamación de la formación morada, dirigida a mejorar la situación de los encarcelados.

En su iniciativa, el partido reconoce, por ejemplo, “el derecho de la persona presa trabajadora a tiempo parcial a disponer de un registro de horas trabajadas en iguales condiciones que el trabajador libre”. Ese registro se entregará mensualmente al preso en cuestión, junto al recibo de su salario.

Además, insiste especialmente en el derecho del penado a ser remunerado, al menos, con el salario mínimo interprofesional. “El salario del trabajador preso no deberá ser nunca inferior a la mitad del salario base percibido por el trabajador libre de la misma categoría”, añade la propuesta de Podemos.

Podemos quiere proteger la “libertad sindical” de los encarcelados con el único requisito de “mantener la seguridad del establecimiento”

El partido de Iglesias considera también que los encarcelados tienen derecho a una “reparación real y efectiva” en el caso de que cese su relación laboral. “La extinción de la relación laboral penitenciaria se regirá por lo establecido para el despido en la legislación laboral común”, sostiene la formación podemita.

Podemos quiere proteger además la “libertad sindical” de estos trabajadores “sin más restricciones que las que pudieran ser necesarias, previa justificación de las mismas, para la seguridad del establecimiento”.

Podemos aborda también el escenario de la salida de prisión, y defiende que “en caso de que las cotizaciones efectuadas por el empleador permitieran la percepción de una prestación de desempleo, el excarcelado percibirá ésta y, a su extinción, el subsidio que le hubiera correspondido por excarcelación”.

En caso de que esa medida no sea aceptada, propone que el trabajador pueda elegir entre ambas prestaciones, según la que le resulte más ventajosa. Así, si la prestación por desempleo “resulta , en su cómputo total, inferior al subsidio de excarcelación, el excarcelado podrá optar entre ambas por la que considere más beneficiosa”.

El PSOE deja la puerta abierta

El PSOE votó en contra de la iniciativa de Podemos. Sin embargo, los socialistas dejan la puerta abierta a los cambios.

En una enmienda de sustitución, el partido del Gobierno insta a “corregir las disfunciones en la gestión diaria de la actividad laboral de los internos trabajadores a través del instrumento jurídico pertinente”.